Cuando se subió al podio para recibir el gramófono dorado por la mejor canción del año, Yotuel Romero, uno de los compositores de Patria y vida, incitó al público a corear esas mismas palabras que están en el título de ese tema. La audiencia del MGM Garden Arena, en Las Vegas, no pudo evitar emocionarse y gritar al unísono “patria y vida”, pues esta combinación de palabras se refiere al clamor de libertad y paz que exige el pueblo cubano a partir de una serie de protestas que arrancaron en julio del presente año en la isla.

El tema musical se convirtió en un tema político, ya que hasta otro de los compositores, Maykel Osorbo, se encuentra detenido por considerarse una figura de resistencia para el Gobierno cubano.

“Este premio es para Cuba, para una persona (en especial), mi amor (refiriéndose a la compositora Beatriz Luengo, también artífice de Patria y vida), a mi mamá, se lo dedico a todas las madres que luchan por el sueño de cada hijo, a mi Cuba libre y a Maykel Osorbo, para que todos digamos ‘patria y vida, patria y vida, patria y vida’”. “¡Libertad para los presos políticos de Cuba!” fue otros de los clamores.

El tema de la canción también premió a sus compositores en la premiere de la gala como la mejor canción urbana.