La joven cantante en ascenso Yilda Banchón ahora quiere empezar a escribir y componer sus propios temas y el primer paso ha sido su nueva canción Bye-bye, que acaba de estrenar el miércoles pasado. Se trata de una historia que mezcla romance, intriga y la superación de un amor traicionero, narrada con los ritmos pop urbanos que caracterizan el sonido de la artista, y con un fondo de bolero que se ha unido a esta moderna melodía.

“Desde que inicié en el canto, en el 2007 cuando tenía 6 años, siempre me incliné por la música nacional, pasillos, boleros, valses (música romántica), gracias a mi abuelo Joaquín que me inculcó estos ritmos desde pequeña. Entonces decidimos (con su productor) agregar esta variación de bolero”, explica Yilda.

La presentación de este tema incluyó el lanzamiento de un video musical en YouTube que ya registra más de 50.000 reproducciones. Allí, la intérprete no solo recrea la letra de la canción sino que ejecuta una coreografía, dirigida por el bailarín y maestro venezolano Jerry Quintana, muy movida, con los contratiempos típicos de hiphop y jazz.

El vídeo se rodó un día entero en el edificio patrimonial Mz. 14, donde la Universidad de las Artes celebra diversas expresiones escénicas y artísticas.

“Estuve un año en Soy el mejor (reality de TC Televisión) y esa experiencia me ayudó mucho para este video, porque el baile no ha sido mi fuerte”, confiesa Yilda, para quien además es su primer video artístico con un número dancístico. Con ello busca demostrar su crecimiento en la música. Su deseo es seguir componiendo, como cantautora, sobre todo enfocándose en el amor. “Mis papás son mi pilar fundamental en mi carrera, me han acompañado en cada paso, siempre me recuerdan que cuando se hacen las cosas con amor, siempre funcionan mejor. Y por eso le quiero cantar a ese sentimiento”. (I)