La banda regional mexicana Grupo Firme dio un concierto este domingo 25 de septiembre en el Zócalo, la plaza principal de Ciudad de México, en el que casi 300 mil personas se congregaron para cantar los temas que en 2021 le valieron al grupo su primer Grammy Latino al mejor álbum de música banda, por Nos Divertimos Logrando Lo Imposible.

Grupo Firme está conformado por Eduin Cazares (voz), Jhonny Cazares (voz), Abraham Hernández (voz), Dylan Camacho (acordeón), Joaquín Ruiz (guitarra armonía), Christian Téllez (bajo) y José Fito Rubio (batería).

Desde su cuenta oficial, los músicos publicaron un video de la multitud, dieron las gracias a sus fanáticos y aseguraron haber roto un récord de asistencia.

Publicidad

Agencias como EFE reportaron que en las últimas horas de la tarde ya había 150.000 personas en el sitio. Este número se duplicó en cuestión de horas.

“Los sueños se cumplen trabajando, gracias por este nuevo récord familia”, escribió desde su cuenta personal Eduin Cazares, vocalista de Grupo Firme desde su creación, en 2014. Algunos de sus sencillos son Pídeme, El Roto, Ya Superame, Yo ya no vuelvo contigo y Juro Por Dios.

En 2021 ganaron cuatro premios Juventud, y cinco premios Lo Nuestro, así como un Grammy Latino.

¿Por qué un concierto gratuito? Es parte de los espectáculos libres que ofrece la Jefa de Gobierno de la capital mexicana, Claudia Sheinbaum, y el primero que obtiene un lleno total. Los asistentes rompieron el cerco de seguridad desde antes del inicio del show, y a pesar de que las autoridades trataron de restablecerlo, la jornada terminó a las 23:00 sin incidentes.

Publicidad

Por supuesto, hubo críticas. Un sector de internautas opinó que los que fueron al concierto eran ‘nacos’, un mexicanismo que sugiere vulgaridad, mal gusto, falta de educación, pero también origen indígena o escasos recursos; hubo referencias al color de la piel, que medios del país calificaron como intolerancia, clasismo y racismo.

Otros juzgaron la iniciativa de la funcionaria Sheinbaum como un intento de dar “pan y circo” a la población, o de crear una “cortina de humo” para desviar la atención de los fallos de su administración, o como una precampaña política hacia los comicios de 2024. (E)