El Teatro Centro Cívico Eloy Alfaro acogió la noche del viernes un concierto histórico para la vida cultural de Guayaquil, el cual ha impactado de manera feliz en la vida de muchas personas. La primera alegría proviene del violinista alemán Leon Spierer, quien a sus 93 años de edad mostró un desempeño energético y vibrante como conductor invitado de la Orquesta Sinfónica de Guayaquil, entidad que está a cargo del Ministerio de Cultura y Patrimonio.

El Teatro Centro Cívico Eloy Alfaro acogió la noche del viernes un concierto histórico con el violinista alemán Leon Spierer. Foto: Moisés Pinchevsky.

“Me siento sumamente feliz… Es una excelente orquesta. No solamente tocan la música, sino que transmiten su intención”, señaló esta celebridad europea que durante 30 años fue concertino (primer violín, el lugar más importante) de la Orquesta Filarmónica de Berlín y por cinco ocupó similar posición en la Orquesta Filarmónica de Estocolmo.

Leon Spierer (der.) fue invitado a Guayaquil por Dante Anzolini, director de la Orquesta Sinfónica de Guayaquil. Foto: Moisés Pinchevsky.

Él llegó invitado por el director de la Orquesta Sinfónica de Guayaquil, Dante Anzolini, quien al inicio del recital expresó ante el público que Spierer participó gratuitamente, sin cobrar, ya que esta presentación fue organizada con una causa social, específicamente para incentivar a la ciudadanía a seguir realizando donaciones al Comité de Damas de la Sociedad de Lucha Contra el Cáncer (Solca) para conseguir instrumentos musicales para más de 20 pacientes infantiles.

Luis Guillermo Salazar Rivera, de 9 años, es uno de los beneficiados de este programa que desde hace un año dicta clases virtuales de música a cargo de Anzolini y de algunos de los miembros de la orquesta. “Me gusta que los niños puedan aprender y que la conformación de nuestra orquesta siga avanzando hasta que se convierta en algo bien fabuloso”, señaló el pequeño, quien en diciembre recibió como donación un órgano como parte de esta campaña y que este viernes, junto con otros alumnos y pacientes de Solca, le entregó una placa de agradecimiento al maestro Spierer por su presencia y apoyo en Guayaquil.

Publicidad

El violinista alemán Leon Spiere recibió placas de agradecimiento de los niños de Solca y de la Orquesta Sinfónica de Guayaquil. Foto: Moisés Pinchevsky

Composiciones de Schubert, Tchaikovsky y Beethoven fueron interpretadas durante este concierto en cuyo intermedio hubo la entrega de otra placa de reconocimiento por parte del gobernador del Guayas, Vicente Taiano Álvarez, a nombre del Gobierno Nacional. “Qué deleite esta noche. Gracias por venir”, indicó el funcionario en este encuentro gratuito que lució lleno con el 35% del aforo permitido por medidas de bioseguridad; es decir que asistieron unas 500 personas (el teatro tiene capacidad para 1.522 personas).

Durante el intermedio, el gobernador del Guayas, Vicente Taiano Álvarez, le entregó a Leon Spierer una placa de agradecimiento en nombre del Gobierno Nacional. Foto: Moisés Pinchevsky.

Los 55 músicos participantes también quedaron agradecidos. Luigi Castillo, uno de los primeros violines, señaló: “Esto ocurre una vez en la vida, siempre hemos admirado a la Orquesta Filarmónica de Berlín, pero nunca pensamos que el maestro Spierer podría venir”, señaló el músico, quien al igual que sus compañeros ensayó una semana con el director invitado.

El público guayaquileño despidió al violinista alemán Leon Spierer con una larga ovación de pie. Foto: Moisés Pinchevsky.

Tal experiencia tuvo un cierre magnífico, ya que el público entregó, de pie, una larga ovación final. “¡Qué calidad de director!, extraordinario. Personalidades así llegan porque nuestra sinfónica está a la altura de las grandes orquestas del mundo”, dijo Leonardo Naranjo, ingeniero mecánico del 60 años, mientras que Andrea Loor, de 33 años, se sintió privilegiada de haber asistido a este espectáculo.

“Fue al mejor nivel de Europa”. Y Nancy Cruz, de 62, quedó asombrada de la calidad interpretativa de Spierer. “Tiene mucha fuerza para seguir dirigiendo. Todos estamos muy impresionados”. (I)

Donaciones: Cuenta corriente del Banco Bolivariano número 0005201246; Ruc: 0992134585001.

Vea dos videos del concierto en las historias de La Revista en Instagram.