Tal como lo había prometido en sus redes sociales, la cantante británica Adele publicó estar tarde la segunda canción de su álbum ‘30′. Oh My God, como se titula el sencillo, llega acompañado de un elegante videoclip en blanco y negro.

El audiovidual fue dirigido por Sam Brown, el mismo que hace diez años dirigió el videoclip de Rolling In The Deep, uno de sus primeros y populares temas. Una experiencia que la propia artista describe como nostálgica.

“Filmamos el día que salió Easy On Me, había un millón de cosas sucediendo a la vez. Pero la atención a los detalles por parte del equipo estuvo al borde de la risa”, escribió en sus redes sociales.

“Muchas gracias por su paciencia y por reunirlo todo. Fue muy divertido”, añadió.

El videocliop es una especie de obra de arte que combina un performance de danza contemporánea con Adele cambiando de escenario y vestuario, en la que al final sostiene una manzana como símbolo de tentación. (E)