El folclore costeño es parte indispensable de nuestra identidad como ecuatorianos, afirma Sergio Cedeño Amador. Por eso, desde hace quince años tuvo la iniciativa de escribir un libro que recopilara gran parte de las tradiciones de la cultura montuvia, al que hoy finalmente ha titulado Tesoros montuvios. La obra se presentará oficialmente en Guayaquil este jueves 28 de abril.

La intención del autor es preservar y acercar estas costumbres para las nuevas generaciones. Cedeño cree que los niños y jóvenes deben ser impulsados a conocer la riqueza cultural del campo ecuatoriano y sobre todo del montuvio, a quien el autor considera el verdadero forjador del progreso de la patria.

“Los jóvenes de las ciudades necesitan ir al campo y conocer nuestros ríos, nuestros árboles, nuestros pájaros y sobre todo nuestras tradiciones y costumbres, para que salgan de la ‘jungla de cemento’, es decir, las ciudades, y conozcan al hombre que produce sus alimentos, sin los cuales no podríamos vivir”, comenta el también miembro de la Academia Nacional de Historia del Ecuador.

Para el capítulo de vocabulario montuvio, Cedeño contó con la colaboración de Hugo Mata Ordóñez, a quien llama “su querido compadre” y que permanece en su memoria como un ícono de la cultura montuvia. “Lo redacté junto con él, y nos demoramos varios años en buscar las palabras más usadas por los montuvios, desde la A hasta la Z”.

Publicidad

'Tesoros motuvios' se presentará oficialmente esta semana en Guayaquil.

Guido Garay Vargas-Machuca fue su guía también para desarrollar el capítulo de música montuvia. “Para mí fue un honor pasar largas horas conversando con el ilustre folclorista y querido amigo, un experto en la materia y un personaje de Guayaquil, quien siempre me decía que él era un montuvio suigéneris porque sí le tenía miedo a las culebras”, recuerda con humor.

“La investigación para este libro me tomó más de una década, y en cada actividad y faceta de nuestro folclore costeño he consultado con los principales especialistas en cada una de ellas, ya sea en danzas, música, amorfinos, cuentos, leyendas, rodeos, fauna, flora, vocabulario montuvio, etcétera”, dice, resumiendo su labor. En total son 16 capítulos, incluyendo uno sobre curiosidades del quehacer montuvio, el último; y otro con amorfinos y décimas montuvias, el noveno.

Como agrónomo, graduado de la Universidad Zamorano, el aporte directo y personal de Cedeño puede notarse en el desarrollo del contenido vinculado a la flora y la fauna del campo. “Este libro está dedicado además a la memoria de ilustres y queridos amigos montuvios que dedicaron su vida al campo del Ecuador, y también a todos los montuvios que hoy siguen luchando por sobrevivir en el campo y no migrar a las ciudades”.

La publicación estará a la venta por $ 25 en la Fundación de Cultura Montuvia. Teléfonos: 500-9820 ext. 201.