En julio del año pasado la escritora ecuatoriana Edna Iturralde se convirtió en la segunda latina en recibir el reconocimiento.

“Fue la mañana del martes 14 de julio cuando Iturralde recibió la llamada del propio alcalde de la ciudad, Javier Rodríguez Palacios, quien además de darle la buena noticia prometió llevarla a conocer la ciudad española”, recogió este Diario en una entrevista pasada con ella. Y así sucedió: la autora de libros infantiles estuvo el 7 de julio recibiendo el premio de manos del alcalde del Ayuntamiento de Alcalá de Henares. La entrega estaba prevista para octubre del 2020, sin embargo, fue cancelada por la pandemia.

Iturralde se encuentra feliz y fue premiada por toda su trayectoria, en la que cuenta con 64 publicaciones. “Me siento feliz, me siento dichosa y orgullosísima; en el discurso que di lo he aceptado en nombre de mis lectores. Entonces, estoy muy emocionada de un premio tan maravilloso”.

El Premio Iberoamericano Cervantes Chico es el más distinguido en el mundo literario para los autores de obras infantiles y juveniles. El Ayuntamiento de Alcalá de Henares fue el lugar de nacimiento de Cervantes, quien ha inspirado a Iturralde durante toda su carrera.

En el acto también se encontraban la Dra. María José Gálvez, directora general del Libro y Fomento de la Lectura del Ministerio de Cultura y Deporte, y Doña María Jesús Such Devesa, vicerrectora de la Universidad de Alcalá. El acto fue conducido por don José Arjona Rojo, secretario del jurado.

Entre las últimas publicaciones de Edna se encuentra El puente de los coyotes (novela juvenil que trata de los jóvenes a los que les toca emigrar de El Salvador para no verse involucrados en pandillas). Otra de sus piezas es Dos superhéroes volcánicos (trata de un conejillo de Indias; en la obra hay magia). Su último libro es El hermano del lobo, una novela biográfica de San Francisco de Asís.

Iturralde es la pionera en etnohistoria y en haber iniciado e impulsado la literatura infantil y juvenil en Ecuador. (I)