Una mirada desconcertante, una sonrisa pícara y una facilidad asombrosa para meterse en la piel de héroes y villanos.

Gaspard Ulliel, fallecido este miércoles a los 37 años por un accidente de esquí, había conquistado con su versatilidad a directores como Bertrand Tavernier, Gus Van Sant o Jean-Pierre Jeunet.

Para Francia, Ulliel era una de sus mayores promesas del cine, doblemente premiado con el César, que obtuvo en 2005 como mejor actor revelación por su papel en Largo domingo de noviazgo (junto con Audrey Tautou); y en 2017, en calidad de mejor actor, en Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan, en compañía de otras reconocidas luminarias francesas, como Léa Seydoux y Marion Cotillard.

Nacido en 1984 en la periferia acomodada de París, Ulliel era hijo de una estilista y un diseñador, contexto que favoreció sus inicios como actor pero también su galantería. También un icono de la moda francesa, primero al convertirse en 2010 en el rostro del perfume Bleu de Chanel (cuyo anuncio rodó el cineasta Martin Scorsese) y más tarde, en 2014, al meterse en la piel del modista Yves Saint-Laurent en el filme Saint Laurent.

Publicidad

En 2003, con 21 años, se puso a las órdenes de André Téchiné junto con la actriz Emmanuel Béart en Fugitivos, película que le abrió las puertas a Largo domingo de noviazgo y El último día, con Mélanie Laurent y Nicole Garcia.

Con poco más de 23 años, Ulliel comenzó a ser reclamado por directores internacionales, como Gus Van Sant, que rodó con él Paris je t’aime; y Peter Webber, por quien sus particulares y afilados rasgos sirvieron para dar vida al asesino Hannibal Lecter en El origen del mal.

Otras películas, como La pared del mar, adaptación de la novela de Marguerite Duras, junto con Isabelle Huppert; El primer círculo, con Jean Reno; o La princesa de Montpensier, obra de Tavernier, marcaron el camino de un intérprete que eligió siempre con avidez y buen ojo sus películas.

De villano a modisto

Su cara era ya muy conocida cuando en 2014 se puso en la piel de Saint Laurent, obra marcada por el escándalo por el que los excesos del creador icónico de los años 70 quedaron al desnudo. La crítica alabó su actuación, aunque la película biográfica no caló tanto entre el público.

Publicidad

“Descubrí el miedo con Saint Laurent, que llegó tras un largo periodo de inactividad. Pero el miedo puede ser un motor extremadamente potente”, reconoció en una entrevista en la revista Grazia en 2019.

Ulliel, que según revelan sus conocidos en la prensa gala era un gran aficionado del esquí y la montaña, tenía pendiente dos estrenos: la película Plus que jamais y la serie de Marvel Caballero de Luna (Moon Knight), que se estrenará en Disney+, y en la que interpreta al villano Anton Mogard en una producción internacional con Oscar Isaac y Gideon Emery.

Moon Knight: ¿quién es el personaje de la nueva serie de Disney Plus?

Desde 2013, vivía en pareja con la modelo Gaëlle Pietri, con quien tuvo un hijo en 2016. El pasado 12 de enero, la modelo compartía en su cuenta de Instagram un video del pequeño esquiando y felicitándolo públicamente en su sexto cumpleaños.

Fatal accidente

A primera hora de la tarde, su familia comunicaba a través de su agente el deceso del actor, víctima de un accidente de esquí en Saboya, en una pista de la estación de La Rosière (sureste).

Publicidad

Allí había chocado este martes con otro esquiador, sufriendo un fuerte traumatismo craneal que lo dejó inconsciente y por el que tuvo que ser trasladado en helicóptero al hospital universitario de Grenoble, donde murió hoy.

La fiscalía de Albertville ha anunciado la apertura de una investigación para esclarecer las condiciones de la colisión con el otro esquiador, que según la prensa local salió ileso del choque.

El primer ministro Jean Castex fue uno de los primeros en lamentar públicamente la muerte del intérprete, “que creció con el cine e hizo al cine crecer con él”, condolencias a las que se sumaron actores como Jean Dujardin y Pierre Niney, y otros miembros del Gobierno, como Roselyne Bachelot, titular de Cultura.