Zara (Inditex) estrena su colección Studio, una apuesta por la inclusividad, en la que ha incluyó varios nombres de talla internacional como Precious Lee, Chiharu Okunugi, Yumi Nu, Amar Akway, Rianne Van Rompaey, Meadow Walker, Raquel Zimmerman, Sasha Pivovarova, Kirsten Owen y una persistente Marisa Berenson, que a sus 74 años sigue derrochando estilo y belleza.

Berenson posó para el prestigioso fotógrafo estadounidense Steven Meisel bajo la dirección artística de Fabien Baron, luciendo algunas de las piezas de esta colección desarrollada en colaboración con el estilista Karl Templer y el equipo de diseño de Zara.

Se trata de una de las colecciones más esperadas por sus incondicionales “zaristas”. Han sido diez mujeres de diferentes orígenes, tallas y edades representadas en maniquíes de primera línea, quienes encabezan este selecto grupo de top models que han mostrado Fabulous, la edición especial inspirada en la diversidad femenina derribando los cánones clásicos de belleza.

Berenson protagonizó su primera portada para la edición francesa de la revista Elle y se convirtió en musa de diseñadores como Yves Saint Laurent y Azzedine Alaïa, y fotógrafos como Richard Avedon o Helmut Newton. Convertida en una de las grandes tops de la moda, nunca ha dejado de estar activa y ahora se convierte en la protagonista de la campaña bianual de Zara Studio.

Publicidad

En total son doce los looks que componen la línea de prendas y accesorios más exclusivo del universo Zara, una campaña en blanco y negro donde las modelos son las verdaderas protagonistas. ¿El hilo conductor? El poder de la mujer y la belleza sin prejuicios. Un concepto que se refleja en el casting: Marisa Berenson, ícono de la moda y del cine de los setenta; Sasha Pivovarova, la joven rusa favorita de Prada; Meadow Walker, hija del desaparecido actor Paul Walker y modelo principiante; Precious Lee, la curvy (talla grande) más cotizada del momento; Rianne Van Rompaey, la holandesa de fama mundial, entre otras estrellas que le dijeron sí a Zara.

Su madre era la condesa Gogo Schiaparelli, su padre era un diplomático reconvertido en naviero, es nieta de la diseñadora italiana Elsa Schiaparelli y el famoso crítico de arte Bernard Berenson era su tío bisabuelo. Su hermana Berinthia (Berry Berenson) se dedicó a la fotografía y alcanzó cierta notoriedad por ser la esposa del actor Anthony Perkins; falleció en los ataques del 11 de septiembre de 2001 como pasajera del vuelo 11 de American Airlines.

Berenson no es el apellido real de la dinastía; los antepasados paternos de la actriz realmente se apellidaban Valvrojenski y descendían de judíos lituanos.

Convertida en una de las grandes tops de la moda, Marisa Berenson nunca ha dejado de estar activa. Foto: Harpers Bazaar.

Marisa saltó a la fama como modelo publicitaria a principios de la década de 1960, llegando a ser una de las mejor pagadas de la época (según dijo al The New York Times). Protagonizó en la portada de Vogue (julio de 1970), revista en cuyas páginas apareció múltiples veces y en la cual colaboraba su hermana Berry como fotógrafa. En 1975 Marisa fue la portada de un número del semanario Time.

En el cine

Vittoria Marisa Berenson Schiaparelli (Nueva York, 1947), más conocida como Marisa Berenson, es conocida por intervenir en las icónicas películas de los años 70 Muerte en Venecia de Luchino Visconti y Barry Lyndon de Stanley Kubrick.

Por aquellos años, su intensa vida nocturna (con paradas frecuentes en la discoteca Studio 54) motivó que fuese apodada por Yves Saint Laurent “la chica de los años 70″. Aunque su carrera actoral no ha sido muy regular, ha participado en varios filmes más comerciales, como la comedia Casanova & Co. (1977) junto con Tony Curtis, la película de terror Killer Fish (1979), con Lee Majors y Karen Black; y The Secret Diary of Sigmund Freud (1984).

Publicidad

En 1990 tuvo un pequeño papel en el filme de Clint Eastwood Cazador blanco, corazón negro, y en 1997 coprotagonizó la película belga Elles junto a Miou-Miou, Carmen Maura y Amparo Muñoz. En 2004 participó en People, comedia ambientada en Ibiza que contó con un elenco internacional: Rupert Everett, Ornella Muti, Lambert Wilson, Rossy de Palma.

En 2009 interpretó a una aristócrata italiana, Allegra Rori Recchi, en el filme dramático Io sono l’Amore de Luca Guadagnino. En 2018 conoció a Teresa Fernández, creadora de contenido de Bambú Producciones y acuerdan una colaboración para la serie Velvet Colección debido a que Marisa era una gran admiradora del show. A raíz de esto interpreta a Sandra Petribello en la serie quién es una escritora y filósofa además de la psiquiatra de Cristina Otegüi.

Junto a diversas producciones del cine europeo, ha grabado diversos telefilmes y series, y para 1978 apareció en Los Muppets.

Debido a su belleza y esbelto porte, y también a su gusto por el buen vestir, Berenson es un referente del mundo de la moda y una socialité o vip vista con frecuencia en desfiles, actos sociales y benéficos. Tuvo dos breves matrimonios, ambos finalizados en divorcio, tiene una hija y una nieta.