Hay muchos sentimientos encontrados sobre la próxima película de acción real Blancanieves y los siete enanos, como bien lo sabe su protagonista, Rachel Zegler. La actriz de West Side Story y ganadora de un Globo de Oro a la mejor actriz principal de comedia o musical habló con la revista Variety sobre el revuelo en internet por su nuevo papel.

“Cuando se anunció, fue una gran tendencia en Twitter por días, porque la gente estaba enojada”, dijo Zegler en un foro con el actor Andrew Garfield. “Nunca imaginé que esta sería una posibilidad para mí. No ves normalmente Blancanieves que sean latinas. Aunque (la princesa del cuento de hadas) es muy famosa en los países hispanohablantes, sea que estés hablando de la versión de Disney o de los cuentos de Grimm y todas las historias que lo rodean. Pero no ves gente que se parezca a mí o sea como yo interpretando roles como este”.

Zegler, de 20 años, es hija de estadounidenses de ascendencia colombiana y polaca, respectivamente. Y por eso, mientras algunos no la consideran suficientemente “blanca” para el personaje, otros están indignados porque no la creen lo bastante “latina”.

La elección de la joven no ha sido la única polémica de la versión en acción real del clásico animado de Disney. La semana pasada, el actor Peter Dinklage criticó duramente el filme por contar “una historia retrógrada sobre siete enanos que viven juntos en una cueva”.

Publicidad

“Blancanieves”: las duras críticas del actor Peter Dinklage a la nueva versión de Disney

Dinklage se indignó por el “doble estándar” de anunciar orgullosamente a una actriz latina, mientras reforzaban el estereotipo de las personas con enanismo. “Den un paso atrás y miren lo que están haciendo”.

La respuesta de Disney ha sido que están haciendo un trabajo diferente y que han consultado con miembros de la comunidad de personas con enanismo, y que más adelante compartirán otros detalles.

El director de Blancanieves será Marc Webb, y cuenta con Gal Gadot como la reina Malvada y con Andrew Burnap en un papel no difundido.

Mientras tanto, Zegler tiene un mensaje para sus detractores: “Necesitamos amarlos en la dirección correcta. Al final del día, tengo un trabajo que hacer y estoy emocionada de hacerlo. Voy a ser una princesa latina”. (E)