La cadena británica BBC encubrió las prácticas “fraudulentas” que empleó el periodista Martin Bashir para conseguir su famosa entrevista con la malograda Diana de Gales en 1995 y no cumplió con los debidos estándares de “integridad y transparencia”, según un informe divulgado este jueves.

Este mismo jueves, el príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono británico, acusó al ente público BBC de haber contribuido “significativamente al miedo, aislamiento y paranoia” que sufrió su madre, Diana de Gales, en sus últimos años de vida.

En una declaración leída por él y difundida por las redes sociales, el primogénito del príncipe heredero, Carlos, y de Lady Di también aseguró que la entrevista que la BBC realizó a su madre en 1995 fue un factor importante en el distanciamiento de sus padres, que entonces se hallaban separados pero no divorciados.

El informe conocido hoy detalla las conclusiones extraídas de una exhaustiva investigación independiente puesta en marcha por el exjuez John Dyson, bajo encargo de la propia cadena pública, para esclarecer cómo se logró la explosiva entrevista y tras cuestionar los métodos para obtenerla a través del hermano de Diana de Gales, el conde Spencer.

Publicidad

Reproches a Bashir y a BBC

Entre otras cosas, a Bashir se le acusó de haber recurrido a prácticas irregulares, como usar documentación falsificada, para garantizar la entrevista.

"Empleados de la BBC mintieron y usaron documentos falsos para conseguir la entrevista con mi madre, hicieron escabrosas y falsas afirmaciones sobre mi familia, que alimentaron sus miedos y la paranoia", dijo Guillermo en su declaración.

También reprochó a la cadena su "lamentable incompetencia" para investigar cómo Bashir obtuvo la entrevista, y posteriormente encubrió sus hallazgos.

"No solo le falló un mal periodista, sino también los líderes de la BBC, que miraron para otro lado en lugar de hacer las preguntas difíciles", añadió.

Diana y Carlos se divorciaron en 1996 y ella murió un año después, a los 36 años de edad, en un accidente automovilístico en París, cuando estaba siendo perseguida por reporteros de la prensa rosa.

Lady Di afirmaba que había “tres personas” en su matrimonio -en alusión a la relación que Carlos mantenía con Camila Parker Bowles- y admitía que ella misma tenía una aventura.

Palabras del príncipe Enrique

Su hermano menor, el príncipe Enrique, difundió por su lado un comunicado escrito a través de sus redes sociales en el que denuncia que la "onda expansiva de una cultura de la explotación y de prácticas no éticas se cobraron finalmente la vida" de su madre, Diana.

“Nuestra madre perdió su vida por esto, y nada ha cambiado. Al proteger su legado, protegemos a todo el mundo, y mantenemos la dignidad con la que vivió su vida”, señaló el duque de Sussex, que reside en Estados Unidos junto a su familia tras haber dejado el Reino Unido para, entre otras cosas, huir del acoso de la prensa.

Para Enrique, el informe de Dyson “es el primer paso hacia la justicia y la verdad”, pero s muestra preocupado por que “estas prácticas, y aún peores, están extendidas hoy” y van más allá de un solo medio de comunicación. (I)