Mau Otero ganó popularidad en redes sociales en el 2020, lo que parecía un año complicado a él le sirvió para darse a conocer. Actualmente cuenta con 622.000 seguidores en Instagram y más de 4 millones en TikTok. Él fue una de las primeras figuras de origen mexicano que destacaron en la plataforma conocida por los bailes.

Otero, de 20 años, expone su día a día en redes sociales y sobre todo muestra su pasión por los deportes extremos. Si bien no tenía claro qué estudiar, estaba seguro de que quería mezclar lo que más le gusta, la producción audiovisual y la actividad física.

El influencer es también un deportista de alto rendimiento, aunque se inició con deportes no tan extremos, como golf, pádel, tenis, esquí acuático, surf, paracaidismo, cuerda floja, monociclo, freediving.

Todas las disciplinas que practicó las hizo de manera competitiva e incluso calificó a más de cuatro mundiales en golf, pádel y esquí acuático.

Publicidad

En su canal de YouTube existen varios videos en los que se expone a situaciones de alto riesgo. Sin embargo, este año ha planificado cumplir ocho retos a gran escala, tres de ellos ya fueron cumplidos. En enero el deportista descendió el volcán Paricutín (México) en monociclo, un reto en el que tenía un 80 % de probabilidades de caer. Sin embargo, lo logró.

Posteriormente, en abril esquió descalzo jalado por una avioneta ultraligera. Durante los entrenamientos se quedó sin dinero, se dislocó un hombro e incluso estuvo a nada de abandonar el proyecto después de tres meses sin conseguir una aeronave.

Más recientemente logró el tercer reto, cruzar de un edificio a otro en cuerda floja, para lo cual se preparó durante 28 días. El influencer cruzó los 40 metros entre dos edificios a más de 150 metros de altura, durante este proceso tuvo varias caídas, pero logró alcanzar el objetivo.

“Fue algo muy grande, incluso siento que hay partes en las que me dio blackout, no me acuerdo de todo el cruce, fue algo muy difícil, me cansé muchísimo. Empecé a dudar de mí un poquito, incluso llegué a pensar que no lo lograría”, comenta Otero.

Publicidad

Todavía quedan cinco retos, el próximo se desarrollará en Cancún y será bajar 30 metros sin oxígeno, freedive. Este es un deporte extremo en el que se pausa toda actividad respiratoria de forma voluntaria dentro del agua mientras la persona se va sumergiendo.

Foto: Víctor Villagómez

Sus visitas a Ecuador

En 2021, Mau visitó Ecuador en dos ocasiones. “Mi mamá me había dicho que algún día ella quería ir a Ecuador, entonces organicé un viaje sorpresa para ella. Me enamoré de la gente, del país, de todo lo que hicimos”, resalta Otero.

En este primer viaje pudo palpar su popularidad en Ecuador, esto mediante un evento algo caótico en el Malecón 2000. Desafortunadamente, se juntaron demasiados fanes y comenzaron a seguirlos a él y su madre. La Policía Nacional tuvo que entrar en acción para resguardarlos y sacarlos del sitio.

Mau no esperaba tal acogida. “Fue un poquito caos, se juntó mucha gente, se volvieron locos, pero todo salió bien. No estábamos preparados para eso”.

Publicidad

Otero durante su visita a Ecuador. Foto: Pablo Silva

Un par de meses después Otero volvió a visitar Ecuador. “El Carihuairazo es lo que más me gustó, subí en caballo y bajé en snowboard, y estuvimos un rato con la comunidad de la falda del volcán”.

Y por supuesto, le encantó la gastronomía ecuatoriana, entre los platos que más recuerda están el encebollado, el bolón y el tigrillo. Durante sus estaciones visitó Quito, Galápagos, Ibarra, Guayaquil y Baños, donde tuvo la oportunidad de hacer puenting. (E)