Es indiscutible el ascenso de la carrera de Marlon Andrés Vera Delgado, mejor conocido como el “Chito” Vera, el famoso ecuatoriano que triunfa en la Ultimate Fighting Championship (UFC), la gran empresa de artes marciales en el mundo. Pero, es su familia, sus hijos y su esposa sus grandes pilares para continuar persiguiendo los triunfos.

“Quiero ser campeón de la UFC, empecé a entrenar y nunca más paré”, se le escucha decir en la entrevista por YouTube que la organización le realizó y que describe sus orígenes. Y fue esa determinación y claridad la que lo llevó a practicar de manera profesional las bases de esta disciplina que poco a poco se expanden en el país.

A sus 29 años, comparte su mundo y sus victorias con la familia que conformó desde muy joven, al unir su vida con la chica que conoció cuando solo era un adolescente.

Hoy en día, su esposa María Paulina, y sus tres retoños, Ana Paula, “Nacho” y “Eli”, son sus más grandes y fervientes fans. Animándolo y dándole apoyo, el team “Chito” Vera se arma para cada encuentro en el que el ecuatoriano enfrentará a un rival.

Publicidad

Ella es María Paulina, la esposa de Marlon “Chito” Vera

El destino juntó desde hace muchos años, la vida de Marlon “Chito” Vera y de su gran amor, María Paulina Escobar, la mujer que le robó el corazón cuando dejó su natal Chone, en Manabí para mudarse a la ciudad de Guayaquil.

El luchador de la división peso gallo, recuerda que estaba cursando el cuarto grado cuando la conoció, y fue un amor a primera vista que permitió que se enamoraran siendo unos adolescentes.

Y es que el amor nació así, en el primer instante en que María Paulina lo vio. Así lo confesó en la entrevista para la UFC, Escobar con una gran sonrisa que demuestra el infinito amor que profesa por el hombre que se convirtió en el padre de sus tres hijos.

“Nos casamos en el 2012, cuando nuestra primera hija tenía su primer año”, recuerda al ser padres de Ana Paula, la pequeña que impulsó a Marlon a buscar nuevos horizontes en la carrera que estaba dispuesto a consolidar.

Publicidad

La mejor mamá es María Paulina Escobar, y así lo resaltan sus seguidores de Instagram al mostrar su mundo, en el que se desenvuelve como la compañera de “Chito” Vera, atenta de cada triunfo y de cada logro de sus tres hijos.

En cada publicación envía un mensaje motivador y de amor propio, en el que desea enviar un mensaje a las mujeres. Mostrando su cuerpo sin filtros y cada marca que dejó la maternidad, María Paulina enseña lo que es prioritario en su vida: su bienestar y el de toda su familia.

Para la pareja que celebró sus primeros 10 años de matrimonio, la familia es lo principal y lo confirman en cada paso que dan en favor de su futuro.

Como lo afirmara el luchador, su esposa es su mayor cable a tierra, la compañera que le brinda la fortaleza en su hogar y en su carrera.

Publicidad

“Una buena esposa significa mucho. Una mala mujer puede arrastrarte hacia abajo, pero una buena mujer te llevará muy lejos. Pudo quedarse sola con nuestros dos hijos y solo esperarme”, dijo en una entrevista en la que destacó el valor de tenerla a su lado, cuidando siempre de sus hijos.

En sus publicaciones de Instagram, María Paulina también da rienda suelta a su pasión por la moda, posando con diferentes outfits que demuestran su buen gusto por combinaciones audaces que la hacen ver moderna y elegante en cada salida.

Ana Paula, la primogénita de Marlon Vera

Ana Paula es la primogénita del luchador, quien demuestra cómo puede ser el amor de un padre, cuando la salud de uno de sus herederos está comprometida.

En la actualidad la niña tiene 11 años, y el peleador de la UFC explica cómo el síndrome de Moebius que posee su hija, significó su propósito de vida y de su carrera profesional.

Publicidad

“No sabíamos qué era en ese entonces, los niños que lo padecen no pueden sonreír, no pueden hablar con fluidez”, mencionó al explicar que a través de un especialista que contactaron en los Estados Unidos, en Beverly Hills, conocieron que debían lograr una operación que tenía un costo elevado de 80 mil dólares.

Y es por ello que decidió emigrar a Norteamérica, en la búsqueda de recursos para lograr el bienestar de su hija.

La pareja refleja en las redes en profundo amor que tienen por su primera hija, la niña que sube a octágono a celebrar los triunfos de su padre.

“Tu sonrisa, es medicina para mi alma. ¡Te amo mi niña!”, le dedicaba unas palabras muy emotivas su mamá en su último cumpleaños, cuando llegaron los 11 años en el mes de de abril de 2022.

José Ignacio: el único hijo varón

A sus 7 años, José Ignacio acaba de lograr su primer título en sus estudios académicos en el Kindergarten en los Estados Unidos. Y aunque los primeros años fueron duro para el niño en su proceso de adaptación a un nuevo entorno, los obstáculos los venció en el ámbito escolar, donde se destaca entre sus compañeros de clases.

“Ahora felizote, tiene full amigos y habla mejor inglés que yo. ¡Sigue adelante mi rey!”, escribió con marcado orgullo Chito en una publicación celebrando el nuevo paso de su hijo en sus estudios.

Eliana: la consentida de los Vera Escobar

“Eli”, la pequeña y la más consentida del hogar de los Vera-Escobar, refleja en su rostro el inmenso parecido con su madre, María Paulina. Los seguidores de la esposa de “Chito”, lo resaltan en sus mensajes.

Con 3 añitos, regala las sonrisas que su padre tanto ama y por la que continuará con esmero entrenando para alcanzar la cima de la UFC.

“La reina bebé”, la llama su progenitor al felicitarla por su tercer año, rodeada de muchos regalos cuando celebró su cumpleaños el pasado septiembre 26.

A pocas semanas de alcanzar un nuevo año de vida, la niña es el clon de su madre y una de sus mejores amigas. (E)

Te recomendamos estas noticias