Un total de 16 mujeres han acusado al reconocido mago David Copperfield de conducta sexual inapropiada y comportamiento inapropiado durante décadas. Copperfield es considerado uno de los mejores ilusionistas y la persona más joven admitida en la Sociedad Estadounidense de Magos.

Según la investigación de The Guardian, algunas de las víctimas señalan incluso que eran menores cuando sucedieron los hechos. Además, tres de los testimonios también añaden que fueron drogadas antes de mantener relaciones sexuales con ellas.

Las acusaciones contra el ilusionista de 67 años, que él ha negado, abarcan desde finales de los años 1980 hasta 2014.

Publicidad

Para esta investigación, The Guardian ha publicado una serie de artículos que se han basado en entrevistas con más de 100 personas y registros judiciales y policiales. Algunas de las mujeres le dijeron al mencionado medio que sólo después del movimiento #MeToo se sintieron capaces de hablar sobre sus supuestas experiencias con Copperfield.

Los abogados de Copperfield han salido en su defensa, negando rotundamente las acusaciones y declarando que su cliente “nunca ha actuado de manera inapropiada con nadie, y mucho menos con ningún menor de edad”. Además, argumentan que el mago es un partidario del movimiento #MeToo.

David Copperfield ha sido acusado de mala conducta en el pasado. Una de las 16 mujeres, Brittney Lewis, hizo públicas en 2018 las acusaciones de que él la había drogado y agredido sexualmente en 1988, cuando era una modelo de 17 años. En esa oportunidad, el ilusionista negó las afirmaciones, que fueron publicadas en The Wrap.

Publicidad

La investigación de The Guardian destacó temas comunes entre las acusaciones: varias mujeres dijeron que Copperfield prometió ayudarlas con sus carreras en el modelaje o la industria del entretenimiento y que intentó mantener contacto con ellas y sus padres. (E)