Tacones, maquillaje, la corona, cambios de vestido, fotografías y días largos de entrevistas, así es la rutina de Leyla Espinoza, actual Miss Ecuador, escogida en octubre del 2020. Próximamente, el 6 de mayo, partirá a Florida (EE. UU.) rumbo a representar al país en el Miss Universo.

En medio de una pandemia los concursos de belleza continúan teniendo lugar, con restricciones, medidas de bioseguridad, aislamiento para las participantes en cuanto lleguen al destino. Hay nuevas reglas, pero este tipo de eventos no han quedado vetados, o al menos no en algunos sitios. Probablemente es la costumbre, una que como no es indispensable para realizar la labor social (porque a fin de cuentas ese sería el propósito de las reinas, más allá de exponer su belleza). Sin embargo, esa ‘costumbre’ que tiene el mundo de ver a una mujer como el rostro de la belleza es la vasija para los sueños de las concursantes, quienes se preparan arduamente para exponerse ante millones de personas en una transmisión televisiva.

Así ha estado Leyla Espinoza, preparándose para enfrentarse a las otras representantes del mundo que competirán contra ella el 16 de mayo en los Estados Unidos, país anfitrión. Este Diario tuvo la oportunidad de conversar con ella y le preguntamos sobre su gestión en estos seis meses como Miss Ecuador, sus expectativas con respecto al Miss Universo y más.

“La experiencia como Miss Ecuador ha sido maravillosa porque no solo estás portando una corona, sino que se trata de cómo puedes aportar a la sociedad”, comienza diciendo. Cuando ganó el certamen a nivel nacional Espinoza estaba enfocada en realizar proyectos sociales que ayuden a las mujeres que sufren de violencia intrafamiliar. Al parecer no se ha podido realizar, pero sus esfuerzos se han focalizado en entregar 200 becas para ecuatorianos que residen en Estados Unidos. La labor la ha desempeñado junto a la fundación Galo Cabanilla.

Publicidad

También asegura que pronto se dictarán unos talleres: ‘Programa de mujeres emprendedoras’. Se llevará a cabo junto al Consulado de Estado Unidos, La cámara de comercio de Quito y la Alcaldía de la ciudad de Quevedo. El proyecto tiene como objetivo en ayudar a las mujeres a desarrollar sus emprendimientos y que de esa manera puedan sustentarse y “ser las dueñas de su propia vida y así salir adelante de la situación tan difícil que es la violencia intrafamiliar”.

¿Por qué es importante que Ecuador participe en el Miss Universo?

Una respuesta un poco predecible, pero satisfactoria al ver las ganas y el brillo en los ojos de Leyla Espinoza por ser la que llevará el nombre de Ecuador ante el mundo este año: “Que tu país participe en el Miss Universo es devolverle, a pesar de todo lo que estamos viviendo, una alegría. Es como un sueño, estamos viviendo momentos críticos por el COVID-19 pero nos devuelve esa pequeña esperanza de que nuestro país salga adelante y esté bien representado en un concurso como el Miss Universo”.

Con la inestabilidad sanitaria a la que se enfrenta el planeta se podría contemplar que haya una cuarentena obligatoria y el viaje al Miss Universo sea truncado por cosas, más que del destino, del Gobierno para contrarrestar las crecientes cifras de infectados y fallecimientos en el país. Si eso llegase a pasar, Leyla intentará viajar de todas maneras, buscando alternativas que le permitan trasladarse a Estados Unidos. “Todo el mundo está emocionado porque ya mismo empieza el concurso, cuando recibes la corona inicias una preparación para dejar el nombre de tu país por todo lo alto”.

La preparación

Estando en el Miss Universo, Espinoza tendrá que valerse por sí sola en algunos aspectos como maquillarse y peinarse. Aunque se ha tratado de remover la percepción superficial de los certámenes de belleza, la proyección de imagen sigue siendo la fuente de la que se nutre aquella industria.

Publicidad

A todos los cuidados que tiene consigo misma les aporta el valor del amor propio, no solo lo estético. Cuenta que a la hora de alimentarse reflexiona en lo que le hará verse y sentirse bien en años futuros. La reina de 24 años y oriunda de Quevedo se declara fanática del seco de pollo, plato típico de Ecuador. Sus abuelitas y mamá se los hacían con frecuencia y esa es la comida que “no cambio por nada”.

La Miss Ecuador 2020 entre su equipaje lleva creaciones de diseñadores ecuatorianos: Darwin Vaca, Francisco Venegas, Casa de Modas Gladys Campos de Diana Espinoza y Gladys Campos, Natigu y Valentina Colección para los doce días del concurso internacional.

Traje típico

El traje típico denominado Sumaq es una creación de la diseñadora Andrea Segarra (Cuenca) y está inspirado en la fiesta popular del Inti Raymi o Fiesta del Sol, propia de los pueblos andinos.

A poco tiempo de partir, Leyla Espinoza espera vivir una grata experiencia en el Miss Universo, el Miss Ecuador fue su primera experiencia en un certamen, ahora se aproxima la segunda prueba, en donde conocerá a otras mujeres que desean lo mismo que ella, la corona. Sin embargo, dice que espera poder conocer a varias de ellas, entablar conversación y quien sabe si algún proyecto de labor social juntas podría ser bienvenido; deja esa puerta abierta.

Publicidad

Leyla Espinoza , Miss Ecuador 2020, en un traje típico.

Recargarse en el proceso

Para la reina de belleza uno de los factores más importantes es poder recargarse de energía positiva. A través de las redes sociales los usuarios le envían mensajes de apoyo y cariño, lo que se convierte en una motivación para la Miss. Además, recibe el soporte de su familia. “Es importante, hoy en día, usar las redes sociales para algo positivo y cuando la usas para apoyar a tu gente, en este caso, a tu representante, es la mejor manera para ayudar a recargarse”.

La directora general de la Organización Miss Ecuador acompañará a Leyla en Miss Universo. También lo hará un grupo de profesionales cercanos, entre ellos: María Delia Torres, Francisco Vanegas, los asesores de imagen William Herrera y Marcia Mejía. Familiares y amigos de la reina de belleza se unirán a esta delegación.

Espinoza podría quedar dentro del top 21 si las personas la apoyan descargándose la aplicación Miss Universo. (I)