El expresidente de los Estados Unidos Barack Obama acudió a las redes sociales para informar de la muerte de Bo, el perro de su familia.

“Hoy, nuestra familia pierde a un verdadero amigo y compañero leal. Por más de una década, Bo fue una presencia constante y gentil en nuestras vidas, feliz de ver nuestros días buenos, nuestros días malos y todo lo que ocurrió en medio de eso”, escribió.

Esos no fueron todos los elogios para la mascota, que alguna vez vivió en la residencia oficial de los presidentes estadounidenses. “Él toleró todo el alboroto que vino con estar en la Casa Blanca, ladraba fuerte, pero no mordía, amaba saltar en la piscina en verano, era paciente con los niños, vivía para pedir sobras de la mesa y tenía un lindo pelaje”.

“Bo fue exactamente lo que necesitábamos y más de lo que esperábamos. Lo extrañaremos muchísimo”, finalizó Obama. (I)