Con uno de los personajes más cómicos y relevantes de la producción de Netflix, el actor mexicano Juan Pablo Medina, a sus 43 años de edad, ha logrado hacerse un nombre en la industria gracias al personaje de Diego Olvera. Sin embargo, además de sus triunfos en la actuación, una noticia ha alarmado esta semana a sus fanáticos: su estado de salud.

Medina fue hospitalizado tras sufrir una trombosis, según reportó un medio de comunicación local. El ataque se dio mientras el actor se encontraba en plena grabación de una serie de televisión: comenzó a sentirse mal y tuvo que ser llevado al hospital de forma urgente. Sin embargo, este martes 3 de agosto, la empresa encargada de representar al actor (@3managementmx) aseguró que se encuentra fuera de peligro, pero hasta el momento no figura mayor información sobre el estado de salud del artista.

Juan Pablo Medina se encuentra estable y en recuperación, en compañía de sus seres queridos, después de haber pasado por un estado crítico de salud. Apreciamos todas las muestras de cariño y preocupaciones expresadas y agradecemos mucho el respeto a su privacidad y prudencia en este momento”, de acuerdo al texto publicado.

En el programa mexicano “De primera mano” se reportó que una fuente cercana les aseguró que el actor había perdido la pierna, pero que se encuentra estable y en tranquilidad.

En el mismo programa de farándula se explicó que el padre del actor,  Salvador Medina, es doctor del hospital donde Juan Pablo fue internado.

Las trombosis se dan por la formación de coágulos en las venas del cerebro y son potencialmente graves, ya que dificultan la circulación de la sangre; y, en el caso de los coágulos, estos pueden terminar alojándose en los pulmones. Estas afecciones pueden provocar accidentes vasculares cerebrales (AVC). (I)