El cáncer golpea duramente a la familia real británica. No solo el rey Carlos III lucha contra esta enfermedad terminal, sino también su nuera. Esta tarde, la princesa Kate Middleton compartió la dolorosa noticia de que fue diagnosticada con cáncer.

Sin ahondar en los detalles, la princesa de 42 años anunció que está luchando contra esta enfermedad, y que se someterá a una “quimioterapia preventiva” que ya empezó este viernes.

Pero este mal ha sido una constante en la familia real. Conozcamos a los miembros de la realeza británica que han batallado contra el cáncer a lo largo de la historia.

Publicidad

Reina Isabel II

Durante los últimos años la reina Isabel II luchó contra el mieloma, un doloroso cáncer de médula ósea. El investigador Gyles Brandreth lo cuenta en su libro Elizabeth: Un retrato íntimo. “Había escuchado que la reina tenía una forma de mieloma -cáncer de médula ósea- lo que explicaría su cansancio y pérdida de peso y esos ‘problemas de movilidad’ de los que a menudo nos hablaban durante el último año aproximadamente de su vida”, escribió.

De hecho, por este motivo habría dejado de montar a caballo.

Sarah Ferguson, duquesa de York

Sarah Ferguson, duquesa de York, anunció el 21 de enero pasado que fue diagnosticada con cáncer de piel. Antes había recibido tratamientos contra el cáncer de mama.

Publicidad

“He estado tomando un tiempo para mí misma porque me diagnosticaron melanoma maligno, una forma de cáncer de piel, mi segundo diagnóstico de cáncer en un año después de que me diagnosticaron cáncer de mama este verano y me sometí a una mastectomía y cirugía reconstructiva”, contó en su cuenta de Instagram.

Duque de Windsor

El duque de Windsor era conocido por ser un fumador empedernido, lo que le habría causado un cáncer de garganta en 1971. Según los medios internacionales, habría recibido terapia con cobalto.

Publicidad

Reina Isabel I (reina madre)

Isabel Bowes-Lyon, conocida como la reina madre.

A Isabel Bowes-Lyon, recordada como la reina madre, en 1966 le fue diagnosticado cáncer de colon y se sometió a una cirugía para extirpar un tumor. Tras esa intervención vivió una larga vida hasta el 30 de marzo de 2002, cuando falleció a los 101 años.

Rey Jorge VI

Rey Jorge VI de Inglaterra

Al rey Jorge VI en 1951 le fue diagnosticado cáncer de pulmón. Se conocía que era un fumador empedernido, a pesar de que los médicos le aconsejaran ya no hacerlo.

A pesar de que su pulmón fue extirpado, falleció el 6 de febrero de 1952 a la edad de 56 años.

Rey Eduardo VII

Una forma de cáncer de piel, conocido como carcinoma basocelular, afectó la vida del rey Eduardo VII. Pero las radioterapias lograron curarlo. Su cáncer se encontraba junto a su nariz.

Publicidad

Princesa Victoria

La princesa Victoria, hija de la reina Victoria y el príncipe Alberto, recibió un diagnóstico de cáncer de mama en 1898. Años después, el 5 de agosto de 1901, falleció por esta enfermedad con tan solo 60 años y con ocho hijos. (I)