La actriz y cantante mexicana estaba instalada en Madrid (España) para ponerse en los tacones de Lucrecia Montesinos Hendrich, en la popular serie de Netflix Élite, cuando un compatriota fue a visitarla y decidieron pasar el rato en un bar de la zona. Sin embargo, lo que suponían sería una agradable salida terminó en una experiencia horrible.

“Me pasaron cosas horribles en Madrid durante la primera temporada (de Élite). Nos fuimos a un lugar muy cool en Madrid, que era como un restaurante, y a las 22:00 se abría todo (…). Yo no soy una persona que tome y se emborrache de una, entonces nos tomamos, literal, una botella de vino entre los dos. Yo me tomé cuatro copas de vino y con cuatro copas de vino no hay manera de que me veas borracha, jamás”, contó la también cantante en una entrevista con Yordi Rosado para su programa en YouTube.

El relato continúa y la intérprete de Sodio explica que luego se acercaron a un grupo de jóvenes latinos que estaban fumando pipa árabe en el lugar. “Mi amigo me dijo ‘están superguapos’“, contó la artista.

Publicidad

Al rato, su amigo decide ir al baño.

“No pasaron ni diez minutos. Yo dejé mi vaso a un lado y de repente uno de ellos me dice: ‘Este era tu vaso ¿no?’. Según declara Danna Paola, él le regresa su vaso y ella le da un sorbo, pero al poco tiempo comienza a sentirse mal.

“Me empecé como a marear, me empezó a dar como mucho sueño. Foco rojo, entonces dije ‘me tengo que ir’. Cuando estos güeys comenzaron como a intentar a sobrepasarse con la situación, a preguntarme si me sentía bien”.

Cuando regresó su amigo, la cantante le dijo que necesitaba irse. Pero el resto de jóvenes insistían con preguntas y elogios: “¡Qué guapa!, ¿qué haces aquí?” o “¿te sientes bien?”.

Para finalizar, Danna relató que llegó a su casa pero sin recordar mucho.

“No me acuerdo de qué pasó en el lugar, cómo llegué a mi casa y cómo terminé en el hospital. Fue muy loco”, aseguró. “Solo recuerdo que alguien entró a mi casa, que estaban los paramédicos”.

De acuerdo con la propia Danna Paola, ella cuenta esta experiencia para que las personas no se confíen y cuiden sus bebidas, además espera que su vivencia puede alertar a más mujeres.

Publicidad

“Seamos conscientes de que por más fuertes que seamos, más independientes, más de ‘me puedo cuidar sola’, pero no sabemos las intenciones de los demás. A veces un ligue puede acabar en algo fatal”, concluyó Danna Paola. (E)

Mira la entrevista completa a continuación: