Este domingo Camilo Echeverry cumplió su sueño de cantar en el WiZink Center de Madrid. A la cita acudieron grandes y chicos, entre ellos Alma, la pequeña hija de Alejandro Sanz, que no perdió la oportunidad de sorprenderlo con un presente.

La menor de 7 años tuvo la oportunidad de disfrutar del concierto del cantautor y de conocerlo tras bastidores. La pequeña fans dibujó con sus propias manos un colorido robot al que denominó como Nono.

“Qué belleza haber contado con tu presencia. Te admiro, te respeto y te queremos mucho. Dile a Alma que gracias por Nono”, comentó en redes el intérprete de Ropa cara.

En tanto, el intérprete español calificó a la velada como una noche mágico. Sanz acudió al concierto con sus tres hijos y novia.

Camilo compartió escenario con Pablo Alborán, Nicki Nicole, Dani Martin, y su esposa Evaluna.

“Gracias Madrid por haberme recibido a mí y a mi familia con más amor del que yo hubiera podido imaginarme”, expresó en redes sociales. (I)