“Mis queridos amigos, tengo algo personal que quiero compartir. Me diagnosticaron linfoma no Hodgkin y comencé tratamientos de quimioterapia”, anunció hoy en su cuenta de Instagram la actriz y activista estadounidense Jane Fonda, quien en diciembre cumplirá 85 años.

Este es un cáncer muy tratable. El 80% de las personas sobrevive, así que me siento muy afortunada”, continuó para el alivio de sus casi dos millones de seguidores.

Fiel a su espíritu de ayuda social aprovechó también el momento para hacer un llamado a las autoridades de Estados Unidos para ampliar el acceso a seguros de salud que permitan que todos puedan enfrentar con éxito este tipo de diagnóstico.

Publicidad

“Tengo suerte porque tengo seguro médico y acceso a los mejores médicos y tratamientos. Me doy cuenta, y es doloroso, que soy una privilegiada en esto. Casi todas las familias en Estados Unidos han tenido que lidiar con el cáncer en un momento u otro y demasiadas no tienen acceso a la atención médica de calidad que estoy recibiendo y esto no está bien”, resaltó.

Así, durante los próximos 6 meses, Fonda estará en sesiones de quimioterapia y aseguró que maneja bastante bien sus tratamientos para no dejar que este diagnóstico altere su agenda de activismo climático.

También debemos hablar mucho más, no solo sobre las curas, sino también sobre las causas para que podamos eliminarlas. Por ejemplo, la gente necesita saber que los combustibles fósiles causan cáncer. También lo hacen los pesticidas, muchos de los cuales se basan en combustibles fósiles, como el mío”, agregó. “El cáncer es un maestro y estoy prestando atención a las lecciones que me depara. Una cosa que ya me ha mostrado es la importancia de la comunidad. De hacer crecer y profundizar la propia comunidad para que no estemos solos. Y el cáncer, junto con mi edad -casi 85- definitivamente enseña la importancia de adaptarse a las nuevas realidades.

Publicidad

Fonda comentó además estar convencida del momento histórico que atraviesa la humanidad y de cómo las decisiones que se tomen hoy determinará el futuro. “Y no permitiré que el cáncer me impida hacer todo lo que pueda, usando todas las herramientas de mi caja y encontrar nuevas formas de usar nuestra fuerza colectiva para lograr cambios”.