En octubre de 1978, la cantante de música country estadounidense Dolly Parton apareció vestida como una divertida ‘conejita’ para la portada de la revista Playboy. Entonces, sus rizos rubios, su amplia sonrisa y atractivas curvas cautivaron a los lectores de esa publicación.

Esta semana, como obsequio de cumpleaños para su esposo, decidió retomar ese seductor atuendo. La intérprete de Jolene se puso un corpiño negro ajustado y orejas de conejo para la ocasión. También se puso una corbata de moño rosa brillante con puños a juego, reflejando su apariencia exacta de la recordada sesión fotográfica.

¿Recuerdan que en algún momento dije que iba a posar en la revista Playboy cuando tuviera 75 años? Bueno, tengo 75 años y ya no existe esa maravillosa revista, pero a mi esposo siempre le gustó la portada original de Playboy, así que estaba tratando de pensar en algo que hacer para hacerlo feliz“, dijo en un video. “Él todavía piensa que soy una chica sexy después de 57 años, y no voy a intentar disuadirlo de eso”.

Parton sorprendió a Carl Thomas Dean, con quien se casó en 1966, con una foto enmarcada de la “vieja nueva Dolly” junto a su portada original de Playboy mientras le cantaba con el traje sexy.

Parton se convirtió en la primera cantante de country en posar en la portada de Playboy, con la condición de que no tuviera que desnudarse para la sesión.