Netflix arranca con buen pie la tanda de estrenos para este 2024 con la llegada de “La sociedad de la nieve”, una historia basada en hechos reales, escrita y dirigida por Juan Antonio García Bayona, que suma 13 nominaciones en los Premios Goya y que representará a España en los Oscar.

Esta película narra los acontecimientos ocurridos tras el accidente aéreo de los Andes en 1972, cuando un grupo de uruguayos veinteañeros se vio obligado a comer de los cadáveres de sus compañeros para sobrevivir.

Se trata de una historia extrema en la que los pasajeros del vuelo 571 de la Fuerza Aérea de Uruguay estuvieron atrapados durante 72 días en la cordillera de los Andes, como recuerda Telecinco. Toda la tragedia y lo que ocurrió en los días posteriores están resumidos en dos horas y 24 minutos.

Publicidad

De los 45 pasajeros y tripulantes que el 13 de octubre de 1972 abordaron un vuelo chárter en el Fairchild FH-227D desde Montevideo con destino a Santiago de Chile, sobrevivieron 32, pero la primera noche tras el accidente fallecieron cuatro. Finalmente, para la fecha del rescate el 22 de diciembre solo quedaban 16 sobrevivientes.

La narración ya pasó por las salas de cine y ahora aterriza en Netflix desde el 4 de enero con el actor Enzo Vogrincic en el papel de Numa Turcatti, uno de los protagonistas y el último de esta tragedia en morir antes del rescate.

“Para que hubiesen vivos, tenían que haber muertos”, es una las frases que retrata el medio español de aquella sonada tragedia en la que hubo un pacto de supervivencia que incluyó la práctica del canibalismo, aunque en la narrativa de Juan Antonio García Bayona este tema pasa a un segundo plano y deja de ser el centro del debate para dar mayor valor a la amistad.

Publicidad

En palabras de Daniel Fernández Strauch, uno de los 16 sobrevivientes, es una película muy real que lo transportó a aquella época y a los duros momentos que pasó en aquella montaña.

“Verla fue como volver a estar en el avión. Es muy real. Salí exhausto de la sala. Me veía en el accidente, me veía en el alud, me veía en todo. Entiendo que 72 días no se pueden comprimir en poco más de dos horas, pero creo que quien la vea se va a dar cuenta de lo que pasamos y de cómo lo pasamos”, recordó Fernández Strauch quien pudo regresar a casa después de esos 72 días de “infierno” y quien ha tenido que justificar el pacto al que llegaron para subsistir.

Publicidad

“Esa era la comida y punto”, dijo para justificar que él y sus primos Fito y Eduardo prepararon los cuerpos de sus compañeros fallecidos para poder alimentarse entonces.

(E)

Te recomendamos estas noticias