Esmeraldas, Manta, Quito, Cuenca y parte de la Amazonía ecuatoriana serán coprotagonistas de la nueva producción ‘La ruta del cacao’ del canal El Gourmet por estrenarse este lunes, 3 de octubre a través de su señal de cable, que también incluye otros escenarios de México y Colombia a lo largo de 12 capítulos, cada uno con una receta que incluye al cacao como ingrediente.

En los tres países descubrimos emprendedores muy emocionados de mostrar su producto, su historia, patrimonio, y con muchas ganas de representarlo para que el mundo lo conozca”, comentó el comunicador Enrique Cervantes, anfitrión del espacio, en una entrevista vía Zoom para este Diario. “Afortunadamente, gracias a esta serie, esas historias van a llegar a miles de hogares, la audiencia podrá acercarse a los sueños de todas esas personas”.

“A través de doce capítulos contamos historias bonitas en una Latinoamérica llena de violencia y llena de noticias negativas. Un canal quiso invertir en contar otras historias más allá de los problemas políticos que tenga Ecuador y decir: vean todo lo que sí se está haciendo bien (...) Como sociedad civil estamos haciendo cosas importantes”, resume el carismático presentador.

Publicidad

¿Qué destacarías de este proyecto televisivo?

Queremos hablar del cacao para que Latinoamérica voltee a ver a Latinoamérica. Reconocer la labor de quién produce este ingrediente. El cacao está en todos los programas de cocina, hecho pastel de chocolate, brownie, donut, pero no se habla de quién lo produce, dónde se produce y cuál es el contexto social y político y ambiental donde se está produciendo el cacao.

¿Cómo fue el proceso de filmación de esta serie?

Un equipo de producción de seis personas voló desde México a Quito para grabar y mostrar lo que tiene Ecuador por ofrecer, desde turísticamente, los volcanes, la arquitectura de Cuenca, las playas, además de ser un sitio con una gran agenda gastronómica, riquísima en tradiciones y en sabores. Pero sobre todo Ecuador es riquísimo en producción de cacao y pensamos en cómo transmitir esa historia para que la gente la conozca y sepa que invirtiendo en una buena barra de cacao, está invirtiendo en la protección del medio ambiente, en la dignificación del oficio. Fueron 52 días de grabación entre los tres países y estuvimos doce días en Ecuador.

Publicidad

¿Cómo fue compartir con algunos chefs y cocineros ecuatorianos?

Fue muy lindo porque a veces cuando se habla de gastronomía latinoamericana se mencionan primero a Perú o Brasil, pero cuando descubres el encocado ecuatoriano, ¡uno se vuelve loco! O el cebiche, con los platanitos fritos o el viche, ¡qué cosa tan deliciosa! Y eso se transpola a los ingredientes que también están incorporando en sus chocolates. Vi unos chefs muy orgullosos de la gastronomía ecuatoriana.

¿Qué aprendizajes personales te llevas de este recorrido?

Aprendí como latinoamericano a valorar muchos de estos descubrimientos. Ya solo el hecho de conocer la oferta gastronómica de Ecuador es cultura, conocimiento y me quedo con muchas ganas de regresar ya como turista. Y también me quedo con la visión de Santiago Peralta, el fundador de Pacari, que dijo que en Latinoamérica somos un gigante dormido que le ha dado al mundo muchos productos y que tiene todo para ser una superpotencia.

Publicidad

En conclusión, ¿qué pueden esperar los televidentes de este show?

Pues se les va a antojar todo porque cada capítulo tiene una receta nueva y las van a disfrutar mucho y sobre todo van a descubrir muchas novedades, pero no al estilo de Discovery Channel. Lo que nosotros queríamos era contar, y el televidente lo notará, son buenas historias que nutren, porque el cacao es un alimento, no es una golosina, que nutre el alma, que nutre el corazón y que nutre a la comunidad en donde se desarrolla ese producto.