El 2021 podría considerarse un año en el que las artes visuales pisaron fuerte en las diferentes galerías y museos del país. Es un acierto decir que el artista por naturaleza vive su propio autoconfinamiento para en el ruido de su silencio crear, pero se sabe que ese lienzo, escultura o mural realmente cumple su función cuando es expuesto y contemplado por el público en general. La reapertura de muchos espacios y la apertura de otros fueron el mejor ‘pretexto’ no solo para el reencuentro, sino para tomar nota de los diálogos que los artistas construyeron en torno a la pandemia.

Un museo con olor a cacao...

Museo del Cacao, en las calles Panamá e Imbabura. Foto: José Beltrán Foto: El Universo

En un acto al aire libre, el miércoles 28 de julio de 2021 fue inaugurado el Museo Nacional del Cacao, que se levanta en una de las primeras casas de cemento al estilo art nouveau, situada en las calles Panamá e Imbabura. El museo está compuesto por dos pisos con quince salas, que hacen un recorrido por la tradición agrícola y por el desarrollo social y económico del cacao, desde su esplendor hasta el colapso de sus plantaciones.

Además, en la planta baja se instala la Fábrica de Chocolate, desarrollada por el chocolatero francés Jean Paul Burrus, que muestra a los visitantes todo el proceso necesario para transformar el grano de cacao en una barra de chocolate. El museo se hizo realidad tras siete años de gestión por la Empresa Pública Municipal de Turismo.

En su sala Mucao se llevan a cabo exposiciones colectivas, en estos momentos se presenta Escrituras fragmentadas del recuerdo, en la que participan trece artistas, en su mayoría jóvenes talentos. Horario: De martes a domingo, de 10:00 a 17:00. Entrada: Para extranjeros mayores a 12 años el costo es de $ 5.

Publicidad

Apertura de espacios citadinos con jóvenes talentos

Las calles de Guayaquil van siendo testigos de cómo la corriente artística toma protagonismo a mano de mentes jóvenes. Este año se abrieron nuevos centros culturales y galerías, una de ellas fue la Galería Juniin, en Junín 455 y Baquerizo Moreno. Este espacio fue inaugurado el 5 de junio por la artista, investigadora y curadora Libbi Ponce, quien contó con el apoyo de la también curadora Elisa Estrada. El espacio tiene como finalidad difundir el trabajo de artistas independientes. Al momento exhibe 11 horas de nubes, de Bark4kisses, hasta el 14 de enero, de viernes a sábado de 17:00 a 19:00. Entrada Libre.

Galería Juniin está situiada en Junín 455 y Baquerizo Moreno.

El centro cultural LGBTIQ+ y feminista Guayaqueer, en Tomás Martínez 203 entre Panamá y Pedro Carbo, también fue otro de los espacios que nacieron este 2021, luego de una presencia virtual desde el 2017. Sumado a La Mancomunidad de Teatro Muégano, busca visibilizar las propuestas de cambio y transformación social que involucre a este sector de la comunidad. El espacio es impulsado por los jóvenes Víctor García, Stephano Espinoza, Sara Donoso y Andrea Alejandro. Aquí se gestan discusiones, talleres, proyecciones de filmes, exposiciones y además se realiza la venta de camisetas, bolsos, pines, tazas, pósteres, postales y stickers. Tienen previsto crear la escuelita Guayaqueer, donde se empezaría un proceso de alfabetización y capacitación en materias de derechos humanos, historia, política, entre otras. Y al momento están en la aplicación de fondos para poder sostener el espacio.

Guayaqueer está situado en Tomás Martínez 203 entre Panamá y Pedro Carbo.

Movida por su amor a las artes, influenciada en parte por su madre que es coleccionista, Giuliana Vargas adecuó lo que antes era la galería Espacio Vacío para abrir el 9 de septiembre de este año las puertas de Casa del Barrio, en Panamá y Juan Montalvo. Un espacio descrito por su fundadora como un catálogo en vivo en el que se podrán apreciar las obras -de arte contemporáneo- con todos los sentidos. En este además se presentan otras actividades vinculadas a la cultura en general, como conversatorios, noches de cine, y más. Por aquí han pasado obras de Santiago Reyes, Ilich Castillo, María José Argenzio, Claudia Hidalgo y Ricardo Coello Gilbert. Los horarios de atención son de martes a viernes de 12:30 a 17:00 y los sábados de 10:00 a 14:00.

Fachada de Casa del Barrio, ubicada en Panamá y Juan Montalvo. Foto: Mishell Sánchez

Y para culminar este repaso por los nuevos espacios que se levantaron este año en la ciudad, La Galería 604 se suma a esta lista con una propuesta especial para los amantes de los anticuarios, del arte en sus diferentes expresiones, y de un buen café, vino o cerveza artesanal. Se trata de un bar galería inaugurado recientemente, el 15 de diciembre en las calle Boyacá 604 y Luque, en un palacete patrimonial del siglo XIX. Los horarios de atención son de lunes a viernes, de 10:00 a 17:30, y los sábados de 10:00 a 20:30.

Publicidad

La idea nació de Francisco Cepeda, un abogado amante del arte, la cultura y las antiguedades, que inculcó en sus 7 hijos el amor por la curaduría y la museografía, sin embargo es su segundo hijo Jacobo Cepeda Luzárraga (Director Ejecutivo), quien cristalizó su sueño de convertir su antiguo despacho jurídico en una galería de arte abierta al público.

Galería 604 está en Boyacá 604 y Luque.

Reapertura de museos y espacios culturales

A principios de este año los museos ya consagrados de Guayaquil reabrieron sus puertas, aunque con un poco de recelo y por supuesto con las medidas de bioseguridad cumpliéndose al pie de la letra. Algunos como el MAAC optaron por las visitas guiadas con cita previa, para controlar de mejor manera el aforo. Exposiciones como COVID Pro: profesionales en la pandemia, de Nuno Acosta y Andrés Seminario, apostaron en febrero por ser uno de los primeros en recibir al público presencial con una muestra fotográfica que rendía tributo a empresarios locales que siguieron adelante en medio de la pandemia. Una de las muestras más gratificantes, símbolo del esfuerzo autogestionado, fue Retratando sobrevivir en marzo, que se trasladó de los muros de Facebook a las paredes del museo, con la participación de más de 170 artistas procedentes de catorce países, como Cuba, Argentina, Chile, México, Colombia, Perú, Venezuela, Ecuador, entre otros.

'Retratando sobrevivir'.

Sin embargo, la exposición cumbre y que se tomó tres salas del MAAC fue Una retrospectiva, de Olga Dueñas. Setenta cuadros, entre los que destacan el abstraccionismo y el cinetismo, fueron la manera perfecta de recorrer la amplia carrera artística de la ecuatoriana desde 1940. En palabras de Dueñas, esta exposición marcó bien su camino hacia la pintura cinética. “Es la síntesis de todo lo que he sentido, visto y vivido: luz, color, formas, líneas y armonía”. La exposición se la preparó antes de la pandemia, de este modo fueron algunas citas por Zoom para luego concretar la visita presencial entre la curadora Mónica Espinel de Reich y Dueñas, en Florida (lugar de Estados Unidos donde reside). “Son siete décadas de trabajo de una artista que, a sus 95 años, lúcidamente, se ha permitido reflexionar sobre su transitar en el mundo de la abstracción”, expresó la curadora.

Artista Olga Dueñas mostró ‘Retrospectiva’ en el MAAC. Foto: Cortesía. Foto: El Universo

Otro de los espacios que estuvieron en constante movimiento fue la Plaza de la Fuente, situada en Plaza Lagos (km 6,5 de la av. Samborondón). En agosto el espacio tuvo el honor de acoger la última exposición individual que el padre del diseño gráfico en Ecuador realizó en vida. Se trató de la muestra Retrato de un desconocido, del recordado Peter Mussfeldt, una recopilación de 20 obras con rostros no familiares que se cruzaron por su camino y que -en un tiempo de introspección- decidió plasmar durante la pandemia. “Son los encuentros a través de mi vida con personas en diversos sitios, personas que no conozco pero que me impactaron con su mirada y sus expresiones, las cuales traté de plasmar en mi nueva obra”, expresó en una entrevista para este Diario el artista que partió el 20 de noviembre a la edad de 83 años. Y que logró cumplir su deseo de volver a presentar al público su más reciente trabajo.

Publicidad

Peter Mussfeldt expuso su última obra en el espacio cultural Plaza de la Fuente. Foto: Cortesía

Una exposición que dio mucho de qué hablar y que se la sintió como toda una celebración a la presencialidad -luego de ser postergada el año pasado- fue la Bienal Nómades que se desarrolló de junio a septiembre en tres museos de Guayaquil: Museo Nahim Isaías, Presley Norton y MAAC. El proyecto itinerante congregó las obras de más de 80 artistas procedentes de 17 países, que discutieron desde una mirada propia sobre la identidad guayaquileña. “Me llena de agrado, me alegra el corazón ver a la gente de nuevo circulando, luego de esta tremenda crisis”, manifestó en este entonces Hernán Pacurucu, uno de los curadores de la bienal junto con Víctor Hugo Bravo.

El Museo Nahim Isaías fue una de las sedes de la Bienal Nómades. Foto: Ronald Cedeño

Del mismo modo, espacios como el Museo Municipal volvieron a abrir sus puertas al público en marzo con la muestra Mujeres en la Colección Premio Salón de Julio (1959-2019), bajo la curaduría de la gestora Matilde Ampuero. Se expusieron las obras ganadoras de Mariella García, Pamela Hurtado, Janneth Méndez, Hellen Constante, María Gabriela Chérrez, Pamela Cevallos, Lorena Peña, Mayra Silva, Mónica López y Diana Gardeneira, con el propósito de hacer un reencuentro histórico de la presencia de la mujer en este certamen municipal.

La obra 'Cojuda acepta mi halago', de Diana Gardeneira, formó parte de exposición. Foto: José Beltrán

El trabajo de jóvenes artistas continuó hallando un espacio para dialogar con el público en espacios como Galería Mz14, Taller Maldonado y Espacio Onder. (I)

Juan Carlos Vargas en su exposición 'Yo, chambero'. Foto: José Beltrán