En un espacio nuevo de arte de la calle Panamá, denominado Casa del Barrio, se expone Actividades ficticias, de Ilich Castillo, una muestra compuesta por dos partes: una instalación procesual llamada Actividad ficticia y una versión de Productos terminados de movimiento rápido.

“Las definiciones que dan título a esta propuesta, y hasta cierto punto también a la instalación Actividades ficticias, consiste en términos extraídos de una enciclopedia sobre producción industrial que utilizo como soporte para desarrollar desde dibujos hasta montajes instalativos”, menciona Castillo.

Ilich Castillo expone en casa del barrio 'Actividades Ficticias'.

Explica que hace una reinterpretación personal de ciertos conceptos o teorías de la retórica productiva “para devolverlas como entes parasitarios que buscan eludir la clásica dualidad útil-inútil, tan vigente en el relato capitalista”.

Castillo dice que no pretende representar algo en particular mediante estas figuras tridimensionales, pues para él se presentan a sí mismas como formas latentes que pueden aludir tanto al material pedagógico-lúdico como a segmentos incompletos de esquemas gráficos.

Publicidad

“Se trata de estructuras residuales desprendidas de otros elementos que les daban sentido y función, pero que ahora en su conjunto, más allá de su similitud cromática, tampoco terminan por emparentarse del todo”, sostiene sobre estas esculturas de papel maché.

Ilich Castillo expone en casa del barrio 'Actividades Ficticias'.

Mientras que su serie Productos terminados de movimiento rápido surge de un banco de imágenes de un archivo personal denominado Piedra & Hacha, de la que ha generado traducciones que van de la foto al dibujo, del dibujo a la escultura. “Cada vez con ciertas licencias que los alejan de sus modelos originales, pero tampoco los desconectan del todo”, señala el artista.

“El divertido resultado son estas interpretaciones escultóricas de “baja resolución”, donde se muestra simultáneamente una semejanza y relación distante con sus referentes reales”, expresa en su curaduría el artista Rodolfo Kronfle Chambers.

llich Castillo expone en casa del barrio 'Actividades Ficticias'.

Es así como la obra de Castillo toma objetos abandonados para convertirlos en arte, que por sus formas y colores llamativos pueden trasladar al espectador a momentos de su infancia. “Aquella cualidad transicional que tiene el juguete en general, pero principalmente en su versión didáctica, me permite convocar, entre otros aspectos, el desorden como un artificio que de niños usamos inconscientemente para reducir el espacio”, señala.

La muestra estará abierta hoy de 14:00 a 18:00 en Casa del Barrio, situada en Panamá y Juan Montalvo. (I)