El premio nobel de literatura 2010 y excandidato presidencial peruano, Mario Vargas Llosa, de 85 años, recibió la Condecoración de la Orden Nacional “Al Mérito” en el Grado de Gran Cruz por parte del presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, en el Palacio de Carondelet, esta tarde.

Antes de la condecoración, el presidente Lasso pidió un momento de silencio por el fallecimiento de dos grandes exponentes de la literatura ecuatoriana: Jorge Velasco y Eliecer Cárdenas.

“Qué palabras utilizar cuando se confiere una condecoración, precisamente, a un maestro de la palabra. Dejemos algo muy claro, no hay una sola frase que yo pueda añadir para darle aún mayor brillo a la reputación de Mario Vargas Llosa, no hay un solo elogio que podamos pronunciar para encumbrar aún más una obra que ya es patrimonio de la humanidad entera y no hay ninguna condecoración que le dé mayor lustre a un palmarés que acumula los más prestigiosos premios del mundo”, expresó Lasso, en el evento de condecoración que tuvo un retraso de más de una hora, luego de una comida que ofreció el mandatario.

El mandatario dio la bienvenida al escritor a Quito y al Palacio de Carondelet, y dijo que en el camino de la defensa de la libertad se encontró con Mario Vargas Llosa y su Fundación Internacional para la Libertad.

Publicidad

“Mario ha sido uno de mis referentes en esta lucha por la libertad, yo también sentí que debía revelarme ante cierto statu quo que sigue dominando tanto nuestra política como nuestra cultura, es ahí donde nuestros caminos se cruzan, es ahí desde donde yo puedo hablar”, expresó Lasso.

Lasso agregó que Vargas Llosa, a quien calificó de “querido maestro y amigo”, no se dejó engañar por un statu quo intelectual que poco a poco se convertía en una especie de pensamiento único, una policía de la verdad política.

Si la obra de Mario es grande, es porque su obra es liberal (...), se atreve a examinar lo pequeños que son nuestros gobernantes, porque retrata el daño que produce el exceso de poder, porque siendo muy particularmente latinoamericano, su obra es también profundamente humana y eso la hace universal. Mario nunca se ha dejado encasillar en una escuela, creó una escuela (...) Quiere ver reinar en nuestra cultura todos los valores que hacen grandes a las civilizaciones: la apertura, la tolerancia, la expresión individual, la libre empresa, el imperio de la ley. En suma, Mario es un latinoamericano universal”, señaló el mandatario.

En tanto, Vargas Llosa agradeció la condecoración que “se debe mucho más a su generosidad (del mandatario) que a mis méritos”, y arremetió contra el comunismo y el socialismo, y los intentos por aplicar esos modelos en el continente americano.

El comunismo ha desaparecido, ¿dónde está el comunismo que ellos quisieran aplicar en nuestro continente, está en Rusia?, en Rusia ya no está el comunismo, hay un capitalismo de ‘amiguetes’ (...) ¿Está en China? (...) China no es un país socialista, es capitalista, es un capitalismo también de ‘amiguetes’, de empresarios (...) ¿Dónde está pues el comunismo que algunos latinoamericanos nos prometen como el paraíso? ¿Está en Cuba? (...) Hemos visto a miles de cubanos salir a protestar a las calles. ¿Está acaso en Venezuela? uno de los países más ricos del mundo que abrió sus fronteras de par en par hace algunos pocos años y ahora expulsa a cinco millones y pico de venezolanos para que no se mueran de hambre y falta de trabajo, ese es el comunismo que quisieran aplicar en nuestros países?”, manifestó Vargas Llosa, haciendo referencia también a la situación de Nicaragua.

El escritor también dijo que “Ecuador (es) uno de los países más pequeños de América Latina pero que, sin duda, con Guillermo Lasso será grande y poderoso”, que se alegró porque él ganó las elecciones en esa segunda vuelta “milagrosa”.

Publicidad

“Ojalá lo dejen convertir a Guillermo Lasso al Ecuador en el país que tiene en sus sueños (...) Muchas veces he conversado con él y sé cuánto quiere a su patria y cuánto querría hacer por ella y ahora que está tan bien acompañado y América Latina está pasando por momentos tan difíciles, todos los latinoamericanos sensatos queremos que Ecuador tenga éxito y estoy seguro de que lo tendrá con esos compañeros magníficos que tiene Guillermo Lasso, con esa voluntad de trabajo que él aporta a ese cargo magnífico”, añadió Vargas Llosa.

En los considerandos del Decreto Ejecutivo 207, Lasso señala que Vargas Llosa es un novelista, ensayista y escritor de nacionalidad peruana y española, un “laureado intelectual que ha brindado un invalorable aporte a la difusión y a la promoción cultural”.

La Presidencia de Ecuador reconoce en Mario Vargas Llosa su trayectoria literaria de seis décadas, y los innumerables premios y distinciones que ha recibido, entre ellos, el Premio Nobel de Literatura, así como los dos máximos galardones que se conceden en el ámbito de las letras hispanas: el Rómulo Gallegos y el Miguel de Cervantes.

“Es deber del Estado ecuatoriano y deseo del Gobierno Nacional reconocer los méritos de personalidades como los del señor Mario Vargas Llosa, que han aportado con desinterés y eficacia a la cultura”, señala el Decreto Ejecutivo, firmado esta tarde por el presidente Lasso.

Vargas Llosa es autor de obras como La ciudad y los perros, La casa verde, Conversación en La Catedral, Pantaleón y las visitadoras, La fiesta del Chivo. Se especializó en varios géneros, entre los cuales están la crítica literaria y el periodismo.

En el ámbito político, Vargas Llosa fue candidato presidencial; se opuso, en las últimas elecciones presidenciales de Perú, al candidato de izquierda Pedro Castillo; y pidió votar por Keiko Fujimori.

Guillermo Lasso anuncia concesión de refinerías, carreteras, telefónica y venta del banco estatal

Actualmente, Vargas Llosa preside la Fundación Internacional para la Libertad (FIL), que organizó el Foro Iberoamericano “Desafíos de la libertad”, el pasado 23 de mayo, un día antes del cambio de mando en Ecuador. Allí, el presidente electo, Guillermo Lasso, anunció la concesión de refinerías, carreteras y otros recursos. (I)