Guayaquil es una ciudad diversa. Sus tradiciones nos llevan a redescubrirla a diario, ya sea a través de su gastronomía, arte, música, arquitectura o personajes. Con el inicio de las festividades julianas, el centro comercial San Marino Shopping se suma a los homenajes a la Perla del Pacífico con una exposición de arte no convencional. En esta ocasión, el lienzo escogido por los ocho artistas que participan en la muestra son sombreros de paja toquilla, de la marca Ecuandino.

“La iniciativa nace del centro comercial, que busca rememorar, recordar, en homenaje a las tradiciones, aquellas cosas que se vivían en el Guayaquil de antes, en el Guayaquil cotidiano, y aprovecha este mes para compartir con los visitantes. Esto es parte de un conjunto de actividades en el centro comercial. Ellos han colocado una glorieta en la parte de abajo; también hemos pintado murales en los escaparates y entradas del lugar”, dice Ana Julia Ruiz.

El Faro de Paco Pincay. Foto cortesía

Los sombreros de paja toquilla serán exhibidos desde este lunes 5, en el primer piso alto, una parte cerca del local de Banco del Pacífico y la otra junto a ZARA.

“Tenemos una colección de varios modelos, de sombreros en celeste y blanco que complementan esta exposición. Sobre este soporte no tradicional que es el lienzo de esta exposición, ocho artistas hemos pintado los sombreros con estampas, tradiciones; tienen que ver con Guayaquil. Por ejemplo, los sombreros de Cristina Correa tienen que ver con arquitectura guayaquileña, edificios patimoniales a rescatar; Maite pintó los animales guayaquileños, el mono machín. Ella tiene una colección de cinco sombreros”, explica Ruiz, quien también interviene en la muestra. “No hay en la misma técnica y estilo una temática repetida”, añade.

Cangrejos típicos de Iván Casanova. Foto cortesía

Maite Marín, Iván Casanova, Paco Pincay, Daniela Valdiviezo, Xavier Palau, David Castillo y Cristina Correa son los artistas que también expondrán sus trabajos.

“En mis cinco sombreros, la temática ha sido la fauna de Guayaquil, con las cinco especies que para mí son las más representativas de la ciudad, el mono, la iguana, el papagayo, el colibrí y el cangrejo”, indica Marín.

Los artículos no estarán a la venta y estarán exhibidos durante todo el mes. (I)