Luego de aproximadamente seis años de no haber montado una exposición, el artista cuencano Diego Jaramillo inauguró el miércoles en el Museo Nahim Isaías una muestra individual denominada Blanco Sur - Lugares en donde se llega de regreso.

Alrededor de 70 obras trabajadas por el artista en los dos últimos años forman parte de la exposición, que a su vez está conformada por dos series. La serie que da nombre a la muestra indica que surge de dos anécdotas. “La una es una experiencia directa con los glaciares del sur, que en mi caso marca una experiencia vital y transcendente; y por otro lado se nutre también de una serie de lecturas de tipo filosófico, conceptual, que me han permitido ir creando una serie de preguntas sobre la realidad: sobre la relación del ser humano con la misma y particularmente mi relación con la realidad”, apunta Jaramillo.

En 'Blanco Sur' Diego Jaramillo cuenta su experiencia íntima con los glaciares de la patagonia Argentina. Foto: Cortesía

“Desde el punto de vista conceptual es una reflexión sobre la nada, como principio, como experiencia vital, sobre la ‘incompletú' que nos constituye como seres humanos y que hace que nuestra relación con el mundo sea inaprensible”, añade Jaramillo, quien dice que tal como la suma de todos los colores es el blanco, la suma de todas las experiencias terminan en el blanco también.

Es por eso que su muestra hace referencia a un blanco de la memoria, del recuerdo y finalmente de su historia.

Publicidad

Hernán Pacurucu, curador de la muestra, indica que el montaje se convierte en la plasmación de una forma que ha incluido al tema, la luz, y el sonido. “El artista introduce un elemento novedoso en su obra: la representación del tiempo que aquí adopta la forma de secuencia circular, se le pide a la mirada que recorra cada uno de los cuadros siguiendo el camino trazado. Puede continuar girando sin detenerse o regresar infinitamente”, describe.

La segunda serie tiene que ver con la naturaleza. “Es un traslado de la misma preocupación estética al tema de los ríos y del mar”, menciona Jaramillo, que vive cerca del río Tomebamba.

El artista cuenta que gran parte de la obra fue elaborada durante los momentos más duros de la pandemia en el 2020. “Ha sido una época intensa para crear, en el caso mío”, confiesa. “Está el tema del desencuentro, está el tema de la esperanza, está el tema de la ausencia de humanidad, en el caso de las relaciones directas... mi creación se ha visto potenciada con lo que nos ha tocado vivir”, continúa.

Diego Jaramillo expone 'Blanco Sur' en Museo Nahim Isaías. Foto: Cortesía

Considera además que la pandemia ha demostrado la importancia de la creación cultural, y que estar presente a través del arte es una posición ética. “Es un tiempo en el que el arte ha mostrado el valor que tiene en la vida de los seres humanos”.

Su última muestra fue en el Museo Pumapungo en el 2015, es por eso que esta exhibición recobra un sentido especial al tratarse de la primera luego de tanto tiempo. “Esta exposición me genera una gran expectativa, una gran inquietud con respecto a la recepción que tendrá el público con la misma”, expresa Jaramillo, quien tiene más de 45 años de trayectoria artística, con alrededor de 40 exposiciones individuales.

“Es como volver a encontrarse con el público luego de mucho tiempo y eso genera una serie de emociones, que son intensas y humanamente muy importantes”, añade.

La muestra estará abierta hasta el 18 de junio en el museo situado en las calles Pichincha y Clemente Ballén, de lunes a viernes, de 10:00 a 14:00. El ingreso es libre. (I)