La vida y obra del productor de animación Toshio Suzuki, miembro fundador de Studio Ghibli, centra la última exposición dedicada al estudio y a su incansable promotor, que busca con su trabajo mantener viva la presencia de la factoría.

Titulada Toshio Suzuki y Ghibli, la muestra se divide en seis secciones que abordan desde la niñez o la época universitaria de Suzuki, a su etapa como periodista y editor de la revista especializada en animación y manga Animage, su encuentro con el resto de fundadores del estudio o su faceta de calígrafo.

La exhibición fue inaugurada hoy jueves en la galería Terada Soko de Tokio, un día antes de su apertura al público, con la presencia del productor, que dijo que con proyectos como éste busca que Ghibli "no quede en el olvido".

La vida y obra del productor de animación Toshio Suzuki, miembro fundador de Studio Ghibli, centra la última exposición dedicada al estudio y a su incansable promotor, que busca con su trabajo mantener viva la presencia de la factoría.EFE Foto: EFE

“Antes Ghibli sacaba una obra cada dos años. Echando la vista atrás ahora veo que antes producía mucho, pero últimamente saca muy pocas cosas y no me gustaría que se olviden de Ghibli. Así que yo escribo en muchos sitios y hablo en un programa de radio. Yo trabajo para que Ghibli no quede en el olvido”, dijo Suzuki, de 73 años, al ser preguntado sobre sus proyectos actuales.

Publicidad

La exposición recibe al visitante con fotografías de la niñez de Suzuki y una reproducción de la sala de tatami de su casa natal de Nagoya que su padre le dejó para él solo y donde amontonaba los libros y cómics que devoraba en solitario o junto sus amigos. Serían, en cierto modo, el germen de su carrera profesional.

La literatura es un elemento central de la exhibición, como son indispensables en la producción cinematográfica del estudio, que ha basado muchas de sus películas en obras de las letras, como Nausicaä del Valle del Viento (1984), Nicky, la aprendiz de bruja (1989) o El castillo ambulante (2004).

La película en la que se encuentra trabajando el director Hayao Miyazaki, Kimitachi wa do ikiru ka (“¿Cómo vivís?”), también.

El personaje Sin Cara es parte de la muestra. (Abierto, Japón, Tokio) EFE/EPA/FRANCK ROBICHON EDITORIAL USE ONLY Foto: FRANCK ROBICHON

Libros, revistas y cómics almacenados a lo largo de la vida de Suzuki motean las instalaciones, que acogen su biblioteca personal, integrada por más de 8.800 volúmenes y en cuyo centro se ha instalado una estatua del Sin Cara (Kaonashi), uno de los personajes más carismáticos de la película "El viaje de Chihiro" (2001).

Publicidad

Entre los volúmenes se encuentran ejemplares de El Paraíso en la otra esquina, de Mario Vargas Llosa; o La Casa de los Espíritus, de Isabel Allende.

La exposición, que se prolongará hasta el 7 de septiembre, también recoge el encuentro de los cuatro fundadores del estudio, Suzuki, Miyazaki, Isao Takahata y Yasuyoshi Tokuma, el despegue de la trayectoria de Ghibli y la afición por la caligrafía del productor, que con frecuencia elabora el grafismo manuscrito en japonés de los títulos de las producciones. (I)