La interpretación, además de la destreza en canto y baile, es una de las claves del éxito de todo artista, y esa es precisamente una de las fortalezas que despliega la guayaquileña Francesca Pinoargotti, de solo 10 años de edad, en sus espectáculos de danza. No solo sus pies se alinean con el ritmo, sino que además su rostro y expresiones transmiten su pasión por un género musical que la cautiva y que concentra toda su energía juvenil: el flamenco.

Este viernes 5 de agosto, Francesca ofrecerá a todos los que quieran vivir una experiencia flamenca completa una nueva puesta en escena que arrancará a las 20:00 en Las Tablas (malecón del Salado).

“Yo empecé en la danza desde chiquita, pero algo pasó que cuando hice mi primer solo de flamenco me enamoré”, comentó para este Diario. “Hay una gran energía, te sueltas y te dejas llevar por los movimientos”.

En Alma Gitana, un show diseñado en formato tablao flamenco, Francesca estará acompañada de cinco músicos en vivo y ella, como bailaora principal. La artista, que el año pasado triunfó en el campeonato mundial All Dance World 2021, tiene previsto presentar seis canciones en distintos estilos (’palos flamenco’), que demandarán de ella una interpretación diferente según la energía de la canción, y para cada salida ha preparado un atuendo especial, todos elaborados en Ecuador con insumos traídos desde España.

Publicidad

Foto: Cortesía

Los temas que sonarán en su intervención serán garrotín con sombrero, soleá por bulerías, alegrías con mantón, guajira con bata de cola y abanico, tarantos y finalmente, tangos. En total, el show se extenderá durante 1 hora y 20 minutos y para completar la atmósfera, Las Tablas dispondrá de tapas y vino a disposición del público.

En esta ocasión, Francesca destacará además por lucir una bata de cola, prenda propia de los intérpretes de este género y que suele reservarse para aquellos con mayor experiencia. La bata de cola mide 1 metro y 50 centímetros desde la cintura hasta el piso y al utilizarla al bailar permite ver la majestuosidad del manejo de quien la viste. Además, resultará cautivante para el espectador apreciar el vuelo de la bata en los pies de la bailarina que ejecuta el baile.

Bata de cola flamenca. Shutterstock

Entre los planes de la joven artista está viajar en febrero del próximo año a España para ser parte de un internado de flamencología durante un mes, en el cual logró ser admitida tras aprobar un casting en video.

Entradas a la venta en Ticketshow.