Amigos y colegas de Halyna Hutchins se dieron cita el domingo por la noche en Burbank, cerca de Los Ángeles, para una vigilia en homenaje a la directora de fotografía que murió alcanzada por un disparo con una pistola de utilería accionada por Alec Baldwin durante un rodaje.

La tristeza y la ira dominaban la atmósfera en Burbank, una ciudad vecina a Los Ángeles, sede de muchos estudios de cine y televisión. Los participantes se preguntaban cómo fue posible que se produjera esta tragedia.

“Tuve el placer de trabajar con Halyna”, contó la actriz Sharol Leal. “Era una mujer maravillosa y... estamos tan conmocionados”, agregó la intérprete.

Halyna Hutchins murió de un tiro en el torso el jueves cuando Baldwin disparó una pistola utilizada como utilería en el western Rust, según un informe de la investigación preliminar al que tuvo acceso la AFP.

Publicidad

El director, Joel Souza, de 48 años, que estaba agazapado detrás de ella mientras alineaba una toma, resultó herido, fue hospitalizado y luego dado de alta.

La tragedia ha provocado un aumento de los llamados para prohibir el uso de armas de fuego reales en los sets de Hollywood.

El domingo por la noche, una petición en el sitio web change.org que pide la prohibición de las armas de fuego reales en los rodajes y la mejora de las condiciones de trabajo de los equipos de filmación reunía más de 22.000 firmas.

“No hay excusa para que algo así ocurra en el siglo XXI”, dice el texto de la petición lanzada por Bandar Albuliwi, guionista y director.

“Es urgente abordar los alarmantes abusos (de la legislación laboral) y las violaciones de la seguridad que tienen lugar en los sets de rodaje, como condiciones innecesarias de alto riesgo y el uso de armas de fuego reales”, comentó Dave Cortese, demócrata elegido al Senado de California, en un comunicado el sábado.

“Tengo la intención de presentar un proyecto de ley que prohíba las balas reales en los rodaje en California para evitar este tipo de violencia sin sentido”, aseguró.

Publicidad

La exitosa serie policial The Rookie, cuya trama se desarrolla en Los Ángeles, decidió al día siguiente del incidente prohibir toda la munición real en su set de cine, una medida que se hizo efectiva inmediatamente, según la revista especializada The Hollywood Reporter.

“A partir de hoy, está registrado en The Rookie que cualquier disparo de un arma de fuego en el rodaje se hará con armas de airsoft (ficticias), con llamas artificiales que salen del canon agregadas en posproducción”, anunció a sus equipos el productor de la serie, Alexei Hawley.

- Arma “fría” -

La investigación continúa sobre el papel del especialista a cargo del arma de la película, Hannah Gutiérrez Reed, de 24 años. La joven se encargó de preparar la pistola, que había colocado en un carro con otras dos armas.

El asistente de Dirección, Dave Halls, reconocido como un profesional experimentado, le entregó esta pistola a Baldwin durante un ensayo para una escena de la película, informándole que estaba “fría”, es decir, no cargada de una bala real en jerga cinematográfica.

Halls “no tenía idea de que el arma estaba cargada con munición real”, señaló un agente de la Oficina del Sheriff del condado de Santa Fe.

Después del disparo, Gutiérrez Reed recibió la pistola y recogió el cartucho usado, antes de entregárselo a la policía a su llegada, según el informe.

La NBC News afirmó el domingo que la reputación de Halls sufrirá un importante golpe por permitir que se llevaran a cabo prácticas inseguras durante el rodaje.

“No creó un medio de trabajo seguro”, indicó al canal de noticias Maggie Goll, diseñadora de utilería que trabajó con Halls, mencionando sobre todo el bloqueo de las salidas de emergencia o la falta de reuniones de seguridad.

Aún no se ha anunciado ninguna imputación en este caso, pero la tesis accidental parece prevalecer. Baldwin se halla en libertad después de haber sido interrogado.

Un juez emitió una orden de registro que autoriza a las fuerzas del orden a incautar el equipo relacionado con el rodaje, así como las armas y municiones utilizadas como accesorios, y la ropa usada por el actor y el resto del equipo durante el incidente.

Prueba de la emoción suscitada, una campaña de recaudación de fondos lanzada por el gremio de directores de fotografía y destinada a la familia de Halyna Hutchins superó los 180.000 dólares en la mañana del domingo, mucho más del objetivo inicial de 10.000 dólares. (I)