Frances McDormand protagoniza Nomadland, una historia conmovedora e inspiradora acerca de una mujer que deja su casa, su comunidad y todo aquello que le es familiar para dar un paso hacia lo desconocido y embarcarse en un nuevo capítulo en su vida.

La ganadora de dos premios Óscar por Fargo y Tres anuncios por un crimen es Fern, una mujer que enfrentó grandes dificultades personales. El marido de Fern murió y la ciudad minera en la que vivió durante décadas fue víctima del colapso económico.

Fern es una mujer resiliente con quien podemos identificarnos y que toma una decisión sumamente difícil: emprender la vida en la carretera en su van y sumarse a una comunidad de nómadas de la vida moderna que viven por fuera de los parámetros de la sociedad convencional.

Dirigida por Chloé Zhao, esta historia que se estrena desde este viernes 16 en los cines a nivel nacional -que ya han retomado su atención con aforo reducido y estrictas medidas de bioseguridad- está protagonizada en su mayoría por actores no profesionales, nómadas “reales” que se convierten en amigos y mentores de Fern a lo largo del camino, a medida que construye una nueva vida.

Publicidad

La película está basada en el libro Nomadland: Surviving America in the Twenty-First Century, de Jessica Bruder, quien también vivió en la carretera en su camioneta. A lo largo del camino, Bruder conoció a muchas personas, entre jóvenes y adultos, que habían elegido un estilo de vida nómada. En el viaje extraordinario que emprende, Fern genera un vínculo estrecho con un nómada interpretado por el actor consumado David Strathairn, y juntos se hacen amigos de otros nómadas como Linda May, Bob Wells y Swankie, que se suman al elenco para actuar de sí mismos.

En esta entrevista, Linda May, Bob Wells y Swankie hablan sobre la película -que compite este año en los premios Óscar en las categorías mejor película, mejor actriz, mejor director, mejor fotografía, mejor guion adaptado y mejor montaje, y sobre sus propias historias.

May, una de las nómadas que aparecen en el filme, asegura que nunca se imaginó que estarían en la producción y que se inspirarían en ellos para rodarla. El personaje protagonista que interpreta McDormand está -en parte- inspirado en ella.

“Nunca me lo hubiera imaginado. Se sintió como una experiencia disociada de mi cuerpo. No podía creer que mi vida pudiera causar tanto interés y mi familia está tan conmovida y sorprendida como yo. Todavía me parece surrealista. Estoy muy agradecida de que Frances McDormand se interesara en nuestra comunidad. Es alguien a quien respeto y admiro mucho”, dice. May, quien viajaba acompañada de su perra, comenta que se embarcó a esta vida en la carretera luego de muchos empleos y ocupaciones.

“Había probado con muchas cosas en mi vida, y terminé como cajera de un Home Depot, aunque tengo títulos en tecnología y gestión de la construcción. Trabajaba solo medio tiempo, lo que no era suficiente para mantenerme. Así que ese trabajo no me estaba llevando a ningún lado. Además quería independencia. Nunca sentí que vivir en la carretera fuera riesgoso, sentía que era la puerta de ingreso a un estilo de vida mucho mejor para mí, para ser independiente y tener más opciones”, afirma.

May sostiene además que lo mejor de ese tiempo nómada era levantarse cada mañana rodeada de naturaleza y tener la hermosa sensación de que su día le pertenecía. “Podía hacer lo que quisiera. No estaba atada a un empleo ni al cuidado de una casa o al cuidado de un jardín. No tenía que pagar renta, mi casa (la van) estaba paga”.

Publicidad

En el filme, el personaje de May es una mentora para Fern que la ayuda en los diferentes aspectos de vivir en la carretera, por ejemplo cómo encontrar un empleo. Actualmente May ya ha establecido su residencia en un solo lugar. “Tengo un hermoso hogar en Nuevo México. Compré diez acres, los subdividí y vendí cinco a dos amigos nómadas, así que tengo vecinos nómadas. Muchos de mis amigos nómadas han venido de visita a pasar la noche aquí. Por supuesto traen su propio alojamiento, así que es muy fácil que me visiten. No me arrepiento de nada de mi vida en la carretera, nada en absoluto. Agradezco las relaciones que forjé”.

Wells, quien hace de sí mismo en la película, es además amigo de Bruder, la autora del libro en el que se basa esta producción. “Conocí a Jess hace mucho tiempo y siempre me cayó muy bien. Es una mujer extraordinaria y una excelente escritora. Cuando supe que iban a convertir su libro en una película, pensé: ‘No esperes demasiado’. Cuando conocí a Chloé (Zhao), la directora, y hablamos, seguí suponiendo que no iba a estar en la película y después, cuando me di cuenta de que me quería en la película, ¡empecé a pensar que seguro después cortaban mi parte! Y por supuesto eso no sucedió. Allí estaba, hace unas semanas, mirándome en la gran pantalla.

Él comenzó su vida nómada en 1995. Seis años vivió en una van luego de un divorcio y de la reducción de sus ingresos, que le dificultaba pagar la renta de un apartamento. “Al principio fue difícil, ¡pero me gustaba mucho el hecho de no tener que pagar la renta todos los meses! Siempre había ido de campamento, y vivir en una van era muy superior a vivir en una tienda. Tenía una van de buen tamaño, así que pronto me enamoré de ella. La consideraba una aventura y una forma fantástica de ahorrar”, asegura.

Según Wells, los primeros 40 años de su vida, antes de mudarse a una van, vivió en una ‘pequeña burbuja sin cerebro’. “Solo iba a trabajar y colocaba latas en los estantes, luego me divertía con mis hijos e iba de campamento. ¡Vivía en una pequeña burbuja sin cerebro! Luego, cuando comencé a vivir esta vida y trabajar, y empecé a escribir artículos, me di cuenta de que era una persona bastante filosófica. Intento pensar profundamente y mi alegría en la vida es aprender y crecer. Y enseñar lo que descubrí se ha convertido en mi mayor alegría”.

Este nuevo estilo de vida también lo motivó a fundar un sitio web y canal en YouTube denominado CheapRVliving, para personas que viven en vanes. “Abrí el sitio web para ofrecer información que ayudara a las personas. Y, en 2008 con la gran recesión, mi sitio web se vio inundado de personas pidiendo ayuda. Enseñamos a presupuestar para vivir con $ 500 o $ 1.000 al mes. Tenía un montón de respuestas para quienes querían saber con pelos y señales cómo era vivir en un auto o una van, por ejemplo cómo ducharse. Más adelante me di cuenta de que podía llegar a más personas a través de YouTube, así que agregué el canal de YouTube CheapRVliving”, explica Wells.

Swankie, quien también es parte del filme y aparece como ella en la cinta, antes de emprender su viaje en auto era madre soltera, no había conseguido un gran trabajo y sentía que vivir en una casa no era saludable. “Se sintió sencillamente liberador. Me sentía menos frustrada con mi vida y menos atrapada. Nunca sentí que fuera un reto. Siempre tuve problemas de salud. Tengo EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y asma, además de infecciones en los senos nasales. Y descubrí que una vez que empecé a andar y pasaba mucho tiempo viviendo al aire libre, todo eso mejoró (...). Cuando salí en California para emprender mi vida en una van, lo hice para huir de mi depresión. Necesitaba algún tipo de meta desafiante y que mantuviera mi mente lejos de las cosas que me lastimaban”, cuenta. (I)