Netflix estrena Chernóbil, una película de ficción dirigida y protagonizada por el ruso Danil Kozlovski y ambientada en la tragedia nuclear ocurrida en 1986.

Kozlovski destacó que “el interés en la película es enorme” y que esta ya se ha convertido en una de las cintas más taquilleras de la historia del cine ruso desde su estreno en la gran pantalla en abril, coincidiendo con el 35.º aniversario del accidente.

Danil Kozlovsky estudió actuación y dirección en el Instituto Estatal Ruso de Artes Escénicas. Se inició en el teatro, y en 2005 obtuvo su primer protagónico en la película Garpastum, ambientada durante la Primera Guerra Mundial. Recibió por él el premio al mejor actor del Gremio Ruso de Críticos de Cine.

Desde entonces ha participado en varios proyectos exitosos en la crítica y en la taquilla de su país. Antes de los 30 años estaba en su primera película de Hollywood (Academia de vampiros). También participó en la sexta temporada de la serie Vikingos, de The History Channel.

Publicidad

Chernóbil podrá ser vista próximamente en EE. UU., China y varios países de América Latina, como Brasil, México, Argentina y Perú, señaló.

Ante la falta de permisos en Ucrania, Chernóbil fue rodada en Rusia, en concreto en el territorio de la central nuclear ya clausurada de Kurchatov, además de en Hungría y Croacia.

Kozlovski aseguró desde un principio que el filme no era una respuesta a la exitosa serie de HBO, ya que esta fue ideada hace varios años.

El cineasta aseguró que para él era “mucho más interesante” hablar de las experiencias de una persona normal en medio de una catástrofe global que buscar los motivos de la tragedia y sus culpables.

En Chernóbil, el actor ruso interpreta a un bombero que quiere cambiar de aires junto a su mujer (Oksana Akinshina), pero al que la tragedia truncó sus planes.

El bombero no solo se convierte en uno de los liquidadores de las secuelas de la avería en el cuarto reactor de la planta ucraniana, sino que previene una segunda explosión al enfriar el reactor con agua. (E)