Redacción-EFE

El Festival de Cine de San Sebastián se inauguró el 17 de septiembre, dando paso al reconocimiento de lo mejor del cine. El festival es uno de los más grandes y longevos de habla hispana, de modo que tiene un prestigio elevado. El mismo día de la apertura, la actriz francesa Marion Cotillard recibió el premio Donostia en la edición 69 del festival que se celebra justamente en San Sebastián (norte de España).

El galardón se lo entregó Penélope Cruz, otro de los referentes del cine en español y amiga íntima de Cotillard. En realidad, que ella entregara el premio fue toda una sorpresa. Se suponía que lo haría José Luis Rebordinos, después de la proyección de los mejores momentos de Cotillard en el cine, sin embargo, él interrumpió el discurso que ni siquiera había comenzado la francesa y anunció que sería Cruz la encargada.

Su amistad se inició en el 2009, cuando grabaron la película Nine, de Rob Marshall. Pero volviendo al escenario en el Kursaal, donde estaban paradas las actrices, se vivió un momento especial y cálido. Cotillard recibió el premio entre lágrimas de emoción.

Publicidad

La actriz francesa Marion Cotillard (d) recibe el premio Donostia de manos de la actriz Penélope Cruz, durante la gala inaugural de la 69.ª edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián. EFE/Juan Herrero. EFE/JUAN HERRERO Foto: EFE

La Vie en Rose (película del 2007, por la que obtuvo un Óscar), Inception (2010), Allied (2016), Annette (2021) son solo algunas de las producciones en las que ha participado Marion Cotillard, quien inició su carrera en 1994 con pequeños roles.

Antes de la entrega del Donostia, el premio honorífico más importante del Festival de San Sebastián, la estrella pudo hablar un poco más. Sostuvo en una rueda de prensa que “la subordinación de la mujer es cada vez más insostenible”.

“A partir del #metoo se ha liberado la palabra y asistimos a una verdadera revolución”, dijo la actriz, que además presenta en el certamen, en calidad de productora, el documental Bigger than us, un viaje alrededor del mundo al encuentro de activistas que, con apenas 20 años, dedican su vida a defender causas como el feminismo, el medioambiente, los derechos humanos o la libertad de expresión.

Cotillard celebró la creciente incorporación de mujeres a la dirección de cine, porque “ayuda a cambiar la mirada”, a “cuestionar el sistema patriarcal” y a “dejar de tolerar cosas que antes eran toleradas por una amplia mayoría de la población”.

GRAFCAV8273. SAN SEBASTIÁN, 18/09/2021.- La actriz Marion Cotillard en la alfombra roja de la 69.ª edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, donde este sábado han presentado la película "Bigger than us", que compite en la sección Perlas del Certamen. EFE/Javier Etxezarreta Foto: EFE

Entre Hollywood y el cine francés

Ganadora del Óscar, del Globo de Oro y del Premio Bafta por su interpretación de Édith Piaf en La Môme/La Vie en Rose, de Olivier Dahan, la actriz recordó cómo ese papel supuso un antes y un después en su carrera.

“Me abrió las puertas del cine internacional, sobre todo el inglés y americano; mi generación creció con el cine americano, por lo que ser capaz de trabajar con tantos directores a los que admiro ayudó a que se ampliara el sueño de ser actriz”, detalló.

Publicidad

Michael Mann, Christopher Nolan, Woody Allen, Steven Soderbergh, James Gray o Tim Burton son algunos de esos directores, pero también brilló en el cine francés de los hermanos Dardenne, Guillaume Canet —su pareja en la vida real—, Jacques Audiard, Xavier Dolan o Leos Carax, con quien acaba de estrenar el musical Annette.

"Francia es un país de cine, ahí es donde nació, el cine está en el ADN cultural de nuestro país", ha explicado al ser preguntada por la clave del éxito del cine francés. "Tenemos una gran riqueza cinematográfica y también el apoyo del Gobierno, que es muy necesario", añadió.

Por otro lado, considera que también forma parte de la identidad francesa "cuestionarlo todo" y que "el cine permite amplificar esa reflexión".

La ansiedad de estar a la altura de cada papel

Sobre su manera de afrontar cada papel, confesó que le sigue generando mucha ansiedad hacerlo bien. "Cada vez que comienzo una película no sé si estaré a la altura, siempre siento esa presión".

Y dice confiar en la receta de combinar imaginación y observación. “La imaginación es la llave para todo tipo de personajes; tuve la suerte de tener unos padres que nos dieron de niños un espacio de libertad para la imaginación”.

En cuanto a sus referentes, citó a Stephane Audran y sobre todo a Greta Garbo. “Greta Garbo era la actriz favorita de mi madre, veíamos sus películas juntas, ese femenino-masculino que ella encarnaba siempre me ha conmovido, me conmueven las personas que tienen ese equilibrio en sí de lo masculino y lo femenino, y creo que ese es el camino a la reconciliación entre hombres y mujeres”, afirmó.

‘Bigger than us’, el compromiso con el activismo juvenil

Colaboradora habitual de organizaciones como Greenpeace o WWF, Cotillard presentó en San Sebastián su faceta más comprometida con el documental Bigger than us, dirigido por Flore Vasseur.

La protagonista es Melati, una chica de 18 años que desde niña ha estado implicada en la lucha contra la contaminación por plástico que está devastando su país, Indonesia. Ella ejerce de cicerone en un viaje que la lleva a conocer a otros activistas alrededor del mundo.

Mohamad, refugiado sirio en el Líbano de 18 años que ha creado una escuela para educar y dar esperanza a los niños en su misma situación; Memory, de 22 años, que impulsó la campaña para elevar la edad del matrimonio en Malawi de los 15 a los 18 años; o René, que a los 12 años creó un periódico en una favela en Río de Janeiro.

“Poner un foco de luz sobre esta película es algo que me gusta hacer sin sentir que sea un deber, es natural para mí; siempre me ha gustado apoyar a la gente que quiero y admiro”, señaló, y a la vez destacó lo mucho que ha aprendido de los protagonistas del filme.

“Conocer a estos jóvenes que quieren cambiar el mundo con esa energía magnífica ha sido algo muy bueno para mí también”. (E)

La actriz francesa Marion Cotillard posa en la 69.ª edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, donde esta noche recogerá el premio Donostia en reconocimiento a su carrera. EFE/Juan Herrero. Foto: EFE