La familia de la mujer asesinada en el set del western “Rust” demandó este martes al actor Alec Baldwin, quien portaba el arma que causó el disparo, argumentando homicidio culposo.

Baldwin ensayaba en un set de Nuevo México en octubre una escena con un revólver junto a Halyna Hutchins, la directora de fotografía de la película, cuando disparó y y la hirió de muerte.

El abogado Brian Parnish argumentó que Baldwin y otros productores del western incurrieron en “conducta imprudente y medidas para reducir costos”, derivando en la muerte de Hutchins.

El abogado Panish representa al esposo de la fallecida, Matthew Hutchins, y a su hijo pequeño, Andros, realizó una conferencia de prensa en Los Ángeles el martes para anunciar la demanda contra Baldwin y ‘otros responsables de la seguridad en el set, y cuyo comportamiento imprudente y la reducción de costos condujo a la trágica y sin sentido muerte de Halyna Hutchins’, dijo.

Publicidad

Alec Baldwin: “Yo no apreté el gatillo”, dice en la primera entrevista tras el accidente que provocó la muerte de su directora de fotografía

Según Panish, su firma llevó a cabo una investigación independiente que, según dijo, descubrió “numerosas violaciones de los estándares de la industria” por parte de Baldwin y los otros acusados nombrados en la denuncia que se presentó en Nuevo México el martes.

Un video creado por los abogados mostró una recreación animada del tiroteo, que culminó con un avatar generado por computadora que representa a Baldwin aceptando un revólver de un asistente, apretando el gatillo y golpeando a Hutchins, quien se derrumba.

Demanda de familia de Hutchins

Al ser cuestionado sobre el monto de la compensación económica que la familia de Hutchines espera recibir, Parnish dijo creer que es “sustancial”.

En noviembre, Serge Svetnoy, director de iluminación del western de bajo presupuesto que Baldwin protagonizaba y producía, demandó al actor por negligencia.

Publicidad

La armera de la película, Hannah Gutierrez-Reed, demandó en enero al proveedor de munición de la producción, acusándolo de colocar balas reales en cartuchos de utilería.

Una investigación criminal está en curso, pero hasta el momento nadie ha sido detenido ni acusado de cargos penales.

Baldwin dijo en varias ocasiones haber conversado con la familia de Hutchins, quien falleció a los 42 años.

En diciembre, en una entrevista con una emisora estadounidense, dijo que cuando le entregaron el arma para el ensayo le dijeron que no tenía municiones. Explicó que apuntó en dirección a Hutchins, siguiendo instrucciones, mientras repasaban como se filmaría la escena.

Publicidad

En la misma entrevista aseguró que no apretó el gatillo del revólver, que apenas lo amartilló.

La demanda fue presentada en Nuevo México, donde ocurrió la tragedia. (I)