En el año 2018 se estrenó Megalodón (en inglés, The Meg) una película repudiada por los críticos (46/100 en Metacritic, 5,6/10 en IMDB), pero que se destacó como ejemplo de una historia que el público quiere seguir viendo más, logrando una gran base de fanáticos después de su lanzamiento.

Se considera una muestra brillante en el subgénero cada vez mayor de las películas de sharksploitation (explotación de tiburones, que se inició con la mismísima Jaws), con lo cual se ha convertido en una especie de clásico de culto entre los fanáticos, y muchos esperan ansiosamente el lanzamiento de su secuela.

Así es como acaba de llegar Megalodón 2: La fosa (Meg 2: The Trench). Entre su elenco de nombres poco conocidos se destaca una figura de larga data en los títulos de acción: Jason Statham, que protagonizó las sagas Transporter y The Expendables. La secuela se estrena este jueves, 3 de agosto, en las salas de cine ecuatorianas.

Publicidad

Nuevamente el dúo conformado por Statham y Wu Jing (ícono de la acción en filmes asiáticos) se sumergen en aguas desconocidas mientras lideran un audaz equipo de investigación. Su viaje se convierte en un caos cuando una operación minera malévola amenaza su misión y los obliga a una batalla de alto riesgo por la supervivencia. Enfrentados a colosales megs e implacables saqueadores ambientales, los héroes deben correr, ser más astutos y nadar más rápido que sus depredadores despiadados en una trepidante carrera contra el tiempo.

De acuerdo con un comunicado de prensa del distribuidor de la película, la historia se rodó en Tailandia y en los estudios Warner Bros. Studios Leavesden, en Inglaterra.

Curiosidades de ‘Tiburón’, el filme que aterrorizó a millones de personas en todo el mundo, cumplió 47 años

No apto para quienes padecen talasofobia: ‘Megalodón 2′. Foto: El Universo

Para crear la “isla de la diversión” de la película, la producción utilizó principalmente el lugar de fiesta/playa Paradise Beach, en Phuket, que contaba con una pintoresca playa con un telón de fondo selvático. El equipo de diseño construyó elementos clave, como un muelle y un restaurante para crear su lujoso destino turístico.

Publicidad

La producción además creó un backlot propio en un aparcamiento que no solo sirvió de campamento base para vestuario y props, sino también de locación de rodaje para las intrincadas secuencias de acción en la cabina (se añadió el agua posteriormente con VFX), entre otras. Las ventajas de rodar esas secuencias en tierra fueron, entre otras, mantener la continuidad del clima/entorno soleado y la fiabilidad de no rodar en el agua.

Científicos muestran fósiles de dinosaurio con dientes de tiburón hallado en Tailandia

Una vez más, Jason Statham demostrará que puede con peligros de todos los tamaños en ‘Megalodón 2′. Foto: El Universo

Para el rodaje de todas las secuencias en agua (que requirieron unas 40 embarcaciones y más de 200 miembros del equipo) la producción utilizó un hotel cercano a Paradise Beach que contaba con un muelle privado. Este espacio permitió al equipo de trabajo anclar las embarcaciones de manera segura y pertinente.

Publicidad

Para filmar a los actores durante su trabajo práctico bajo el agua, la producción rodó en el escenario D de Leavesden, que cuenta con un tanque de seis metros de profundidad y veinte de ancho. (E)