El Círculo de Críticos de Nueva York (NYFCC, en inglés) premió a Lady Gaga este viernes con el galardón a mejor actriz por su papel en la cinta de Ridley Scott House of Gucci, un reconocimiento con el que la cantante y actriz solidifica su posición en la carrera hacia los Óscar.

La neoyorquina fue premiada pese a que la película en sí no ha sido muy aplaudida, con una discreta puntuación del 63 % en la valoración conjunta de cientos de expertos de cine publicada en la red Rotten Tomatoes.

Es posible, sin embargo, que Gaga se enfrente en los Óscar a contundentes rivales como Nicole Kidman, por su papel como Lucille Ball en Being The Ricardos, o Kristen Stewart como la princesa Diana en Spencer.

El NYFCC premió además como mejor actor a Benedict Cumberbatch por su interpretación en The Power of Dog, una cinta que también se llevó el galardón de mejor directora para la neozelandesa Jane Campion, y el de mejor actor de reparto para el australiano Kodi Smit-McPhee.

Por otra parte, la organización, que lleva entregando galardones desde 1936, ha nombrado mejor película del año a Drive My Car, un film nipón del director Ryusuke Hamaguchi que representa a Japón en la categoría de película extranjera en los Óscar.

Mientras, la británica Kathryn Hunter fue reconocida con el premio a mejor actriz de reparto por su participación en The Tragedy of Macbeth, una adaptación de la famosa obra de teatro de William Shakespeare, protagonizada por Denzel Washington y Frances McDormand.

Además, The Mitchells vs. the Machines, de Mike Rianda, recibió el galardón de mejor película animada, y el West Side Story (Amor sin barreras) de Steven Spielberg el de mejor cinematografía. (E)