Se trata de una versión del musical de Broadway de 2008, en la que el dueño de una tienda tiene sentimientos encontrados acerca de cerrar su negocio y retirarse a República Dominicana después de heredar la fortuna de su abuela. En el barrio (In the Heights) está dirigida por Jon M. Chu, con guion y libro de Quiara Alegría Hudes y Lin-Manuel Miranda.

Considerada una de las representaciones de mayor avanzada de la comunidad latina de los últimos tiempos desde su estreno en teatros, En el barrio es ahora una película musical exuberante y sentimental dirigida por Chu. Hay ciertos cambios con respecto a la versión teatral ganadora del Tony, lo que no debería ser sorpresa: cuando el espectáculo se estrenó en Broadway, Miranda ya había estado trabajando en él durante nueve años, desde que tenía 19, mientras era estudiante de segundo año en Wesleyan College, y todo lo que había sobrevivido a Broadway desde la primera versión fue la frase: “In Washington Heights”.

Mucho más de la versión de Broadway se ha mantenido en la película. Algunos de los cambios son demasiado pequeños para marcar la diferencia. Por ejemplo, el set. El puente George Washington, que se avecina contra un cielo azul profundo, fue el primer aspecto emocionante del espectáculo. En la película musical es, en gran medida, el mismo Washington Heights, pero no se trata solo una emoción: hace la película. Gran parte de la acción tiene lugar en la esquina de 175th Street y Audubon Avenue (Nueva York).

Lin-Manuel Miranda encarna a Piragüero en la película 'En el barrio'. Foto: Imdb.

Otro aspecto es la trama. En su mayoría, lo que hacen los personajes y lo que les sucede es lo mismo: todavía hay una lotería, un apagón, hay una razón repentina para el dolor, pero los puntos de la historia se presentan de forma algo diferente, a veces en un orden diferente.

Para los críticos que la vieron durante la apertura del Festival de Cine de Tribeca, “en la película, las calles están pavimentadas con baile”. Sí, es el ingrediente central de todo lo que sucede en esa parte de Manhattan. Es una alquimia estimulante debido a su ardiente y alegre compromiso con los cuerpos en perpetuo movimiento de cada uno de sus personajes. No importa si están bailando o simplemente moviéndose por esas calles. En el barrio es un filme de danza en el que el movimiento, a medida que pasa de una generación a la siguiente, representa el pulso y la velocidad de un vecindario, ya sea mambo en dos, afrocubano, hiphop, jazz, funk, son cubano entre otros. Se destacan los ágiles momentos al inicio de la película, ya que sumergen al espectador en un ritmo barrial a cargo de Usnavi (Anthony Ramos) a la cabeza. El elenco transportará al público a través de un tapiz de movimiento.

Nina (Leslie Grace, en el centro) con Melissa Barrera, Stephanie Beatriz, Dascha Polanco y Daphne Rubin-Vega. Foto: Warner Bros.

Aparte de Ramos, el reparto lo completan Melissa Barrera, Corey Hawkins, Jimmy Smits, Dascha Polanco y el mismo Lin-Manuel Miranda, entre otros. De allí que, en los últimos días, este último recibió una ráfaga de críticas por parte de los afrolatinos por no haber incluido a actores de esta comunidad. “Puedo escuchar el dolor y la frustración por el colorismo, de sentirme aún invisible en los comentarios. Escuché que, sin suficiente representación afrolatina de piel oscura, el trabajo se siente como una extracción de la comunidad que tanto queríamos representar con orgullo y alegría. Al intentar pintar un mosaico de esta comunidad, nos quedamos cortos. Realmente lo siento. Estoy aprendiendo de los comentarios, les agradezco por plantearlos y los escucho”, comentó Miranda en un comunicado a través de redes, en el que finaliza diciendo que “lo hará mejor” en sus esfuerzos futuros.

Anthony Ramos es Usnavi en el filme dirigido por Jon M. Chu. Foto: Warner Bros.

La película estuvo retrasada en su estreno a causa de la pandemia.