Chris Hemsworth hizo su debut en el universo cinematográfico de Marvel en 2011, en el protagónico de Thor, y fue la primera vez que pudimos verlo con el traje del personaje basado en el dios nórdico del trueno, poseedor del martillo de guerra Mjolnir.

A partir de entonces, hemos visto la evolución del vestuario (y del personaje) que Hemsworth ha interpretado ocho veces, incluyendo Thor: Love and Thunder (Amor y trueno), que se estrena el próximo 8 de julio. Cada película incorpora cambios drásticos o sutiles en la armadura que reflejan las diferentes etapas en la vida del héroe. Y el último de esos trajes podría ser candidato al nuevo favorito entre los espectadores. ¿Cuál elige usted?

1. Thor (2011)

Chris Hemsworth es Thor.

Esta es la base de los atuendos de Thor, cuando el héroe aun tenía un largo camino que recorrer. Aquí, la cabellera está casi impecable, la frente despejada y la capa se eleva en los hombros, señalando el potencial y el poder; hay mucha atención a la apariencia de perfección y poder, que son las prioridades del personaje en ese momento, porque es lo que le permitiría probarse ante su padre, Odín, rey de Asgard.

2. The Avengers (2012)

El cambio aún no es muy notable, y tiene sentido, pues The Avengers sucede justo después de los acontecimientos de Thor, así que no hay tiempo para ver mucho desarrollo en el personaje. Pero el cabello nos da una pista de la trayectoria que veremos desplegarse a través de los años: Thor empieza a despeinarse. Su imagen ya no es tan importante como solía ser, está codeándose con superhéroes de personalidad más imponente que la suya (asiste sonriente a la lucha de poder entre el Capitán América y Ironman) y proteger al universo es una nueva prioridad.

Publicidad

3. Thor: The Dark World (2013)

Chris Hemsworth y Natalie Portman en una escena de Thor: The Dark World.

Aunque Thor: The Dark World no figura entre las favoritas entre las secuelas, algunos cambios en la armadura del protagonista son evidentes. La capa ahora está asegurada por grandes tachas de metal, a la manera de los guerreros espartanos. Cuando no elige llevar por sobre eso un manto oscuro. Da una impresión más, madura, discreta y humana, menos llamativa y prolija. A lo largo de la película nos damos cuenta también de su cambio interno; ya no se siente de la realeza y no tiene deseos de ser rey, sino de vivir entre los humanos.

4. Avengers: Age of Ultron (2015)

Los efectos de la batalla empiezan a evidenciarse en el aspecto de Thor, quien incorpora una larga chaqueta roja cuando no está de servicio, y los elementos de su armadura dan un giro hacia la comodidad y la funcionalidad; el cabello ha crecido, pero lo lleva recogido, para que no estorbe, y ya no lleva la cota de malla de mangas largas. Su manejo de Mjolnir se vuelve intuitivo, en un momento en ha hecho las paces con su mundo, Asgard.

5. Thor: Ragnarok (2017)

Loki (Tom Hiddleston) y Thor (Chris Hemworth) en 'Ragnarok'.

Los fanáticos parecen apreciar mucho en quien Thor se ha convertido en Ragnarok. Se ve completamente diferente que en las películas anteriores, proyecta mucha sobriedad, con el cabello corto, una armadura en la que se reemplaza parte del metal por cuero (por ejemplo, en los antebrazos), algo similar al uniforme de un gladiador o un legionario. La pintura roja de guerra en contraste con la hombrera azul impresionaron para bien, tal como su actitud ante las circunstancias adversas y las agresiones de amigos y enemigos, en especial los de su familia. En esta etapa, la vida tal como la entiende es “cambio y crecimiento”.

6. Avengers: Infinity War (2018)

La transformación es casi completa. Thor ha pasado por muchas pruebas, su traje se ha oscurecido y se ve más contemporáneo y más cercano a los vikingos de nuestro mundo que a los dioses. Los detalles de metal en el traje son mínimos, la capa ya no ondea por sobre los hombros y el cabello permanece corto. Lleva un parche en el ojo. Este es Thor transformado por la pérdida y por los horrores de la guerra.

Publicidad

7. Avengers: Endgame (2019)

Aquí Thor pasa de estar en su punto más bajo a aceptarse y recuperar su confianza después de la desaparición de la mitad de la vida en el universo por causa de Thanos. Al inicio vemos al hijo de Odín con cabello y barba largos y hasta con sobrepeso, totalmente desconectado del resto del mundo. Pero luego recupera su capa, su cota de malla, incorpora rastas y trenzas y, en un momento de sensibilidad, llora al volver a empuñar a Mjolnir: aún es digno.

8. Thor: Love and Thunder (2022)

Foto: Jasin Boland

El tráiler nos muestra una redefinición look del dios: se esfuerza por recobrar la figura perdida en Endgame, mientras que la armadura supera la vistosidad y colorido del diseño original: la capa vuelve a sobresalir sobre los hombros, la coraza ahora es dorada y azul; se incorpora un casco y una máscara. El cabello vuelve a su lugar. Es nuevamente un guerrero asgardiano. (E)