Finding Freedom, la biografía no autorizada del príncipe Enrique y Meghan Markle, detalla que un duro golpe que el hijo menor de la princesa Diana no ha podido superar y es el haber tenido que renunciar a sus títulos militares.

Luego de haber dejado la realeza británica, este ha sido un asunto muy difícil de afrontar y del que todavía se siente muy desmoralizado. Enrique se sentía realmente orgulloso de pertenecer a la milicia de Reino Unido, señala una publicación del sitio web Quién.

Finding Freedom es un libro escrito por Omid Scobie y Carolyn Durand que detalla diversos aspectos de la vida de los duques de Sussex.

Publicidad

“Si la validación de sus experiencias (militares) por parte de su abuela le sirvió de estímulo, el aspecto más desmoralizador del nuevo acuerdo fue que lo despojaran de los nombramientos militares honorarios que le habían otorgado como miembro de la realeza superior", se indica en la biografía.

“Como militar retirado, Enrique siempre podría usar sus medallas, pero ya no podrá usar el uniforme como Capitán General de los Royal Marines, Comandante Honorario de la Fuerza Aérea de la Royal Air Force Bas Honington y Comodoro en Jefe honorario de Pequeños Barcos y Operaciones de Buceo de la Marina Real. Estos roles llegaron a su fin”, dicen los autores, según un reporte del periódico Daily Mirror .

Los autores indican además que esta situación “ha sido una píldora difícil de tragar y la que más le ha dolido presenciar a Meghan”.

Enrique abandonó el ejército británico en el 2015, luego de 10 años de servicio, sin embargo, aún era considerado como uno de sus miembros. Ingresó el 8 de mayo de 2005 e inició como Cadete Oficial Gales; luego ascendió a Teniente y más tarde a Capitán, pero lo más significativo lo realizó en Afganistán en los años 2007, 2008, 2012 y 2013.

Publicidad

Enrique le habría confesado a sus amigos, en abril pasado, que sentía nostalgia por todo lo relacionado con la milicia, según The Daily Telegraph.

“Extraña la camaradería de estar en las fuerzas. Todavía no puede creer que esto haya sucedido. No puede creer que su vida se haya puesto patas arriba. Se encontraba en un lugar feliz cuando estaba sirviendo en el ejército, luego conoció a Meghan y desde entonces la vida ha sido excelente, pero no creo que haya previsto que las cosas salieran como lo hicieron”, señaló una fuente cercana a ese medio. (E)