Durante 10 temporadas y más de 200 episodios, CSI: Miami fue una serie exitosa que brindó a millones de espectadores historias fascinantes en donde detectives resolvían crímenes con equipos científicos de alta tecnología en la ciudad más poblada de Florida.

No obstante, a pesar de ser un programa de televisión que gozaba de gran popularidad, en mayo del 2012 CBS, la productora de esta serie, decidió cancelarla abruptamente sin emitir un episodio final. ¿Por qué sucedió esto?

A lo largo de las 10 temporadas, varios actores habían salido de la serie por distintos motivos, por lo que CSI: Miami se estaba quedando sin elenco.

Contratar a más actores habría sido una opción, sin embargo, la serie estaba perdiendo sintonía con el pasar de los años.

La décima temporada había registrado una baja de más de 500 000 espectadores, teniendo un rating de 9.85 millones, mientras que en la novena tenían una audiencia de 10,39 millones de personas, según el portal TVseriesfinale.com.

Además, los programas de larga duración son más costosos de producir que los más nuevos.

Cuanto más tiempo permanezca un programa en el aire, más contratos para todos los miembros del elenco y del equipo deberán renegociarse y volverse a firmar. Estos factores habrían incidido en la decisión que tomó CBS para cancelar CSI: Miami. (E)