Trabajo para los jueces y la tecnología al final de la Amstel Gold Race, que tuvo como ganador en un cerrado esprint al belga Wout van Aert (Jumbo-Visma) tras superar en la línea de meta al británico Thomas Pidcock, una decisión que pasó por photo finish.

Van Aert y Pidcock (Ineos Grenadiers) llegaron pegados a la meta, pero la posición del belga favoreció para el triunfo en la primera del Tríptico de las Ardenas, que sigue la próxima semana en Bélgica.

En los últimos 10 kilómetros el trabajo se alternó entre Van Aert, Pidcock y Maximilian Schachmann (Bora-hansgrohe), que dejaron la definición para los últimos 200 metros, luego de un estudio minuciosos de sus movimientos y reacciones.

Sorteado el umbral del último kilómetro, la ventaja del trío de cabeza era de 22 segundos, pero ninguno quiso asumir la responsabilidad del esprint, solo tras un permanente cruce de miradas fue Van Aert el que se decidió a salir. Pidcock reaccionó de inmediato y Schachmann quedó rezagado unos metros, lo que al final pasó factura, al ubicarse tercero.

Publicidad

Pidcock intentó por fuera, y la ventaja del belga de mantener la línea le dio el triunfo, aunque este tuvo que definirse con un extenso análisis del photo finish, con minutos de incertidumbre para subir al podio.

Este triunfo fue una revancha para el belga, que el pasado miércoles fue derrotado en el esprint ante el corredor de Ineos en la Flecha Brabanzona.

“Fue un final muy ajustado. Normalmente un esprint largo lo suelo resolver a mi favor, pero hoy lo lancé desde la peor posición posible, aunque fue suficiente para ganar”, comentó Van Aert.

El belga ganó por primera vez la Amstel Gold Race, que para esta edición tuvo un recorrido reducido a 218,6 kilómetros y sin público ante los inconvenientes que provoca la pandemia de coronavirus.

El lote llegó pegado a los del podio, fueron 31 corredores los que llegaron con el tiempo marcado por Michael Matthews (BikeExchange) como cabeza, a 3 segundos de van Aert.

En este grupo llegó Richard Carapaz. El ecuatoriano marcó su debut en las Ardenas, y ocupó el casillero 28 de la general.

La Locomotora apareció en los kilómetros finales para trabajar en el pelotón junto a Michal Kwiatkowski, con lo que Ineos pudo controlar al lote ante el empuje que pusieron Deceuninck, BikeExchange y Astana.

Esta fue la primera prueba de las Ardenas para el ciclista ecuatoriano, que volverá a tener actividad el miércoles con la Flecha Valona y el domingo con Lieja-Bastoña-Lieja, las dos pruebas en Bélgica, próximas paradas del carchense en su preparación para el Tour de Francia, en junio. (D)