Los Juegos Olímpicos de Invierno, a realizarse entre el 4 y el 20 de febrero del 2022 en Beijing, China, tendrán por primera vez en su historia la participación de una mujer de origen ecuatoriano. Se trata de Sarah Escobar, quien se desempeña de forma impresionante en una de las pruebas más duras de los deportes de nieve: el Slalom Gigante de Esquí.

Sarah Escobar es una deportista histórica para el Ecuador, pues llevó con orgullo el tricolor nacional en la tercera edición de los Olímpicos de Invierno de la Juventud, realizados en Lausanne, Suiza, en el año 2020. Ahora le toca representar al país en la máxima categoría de esta modalidad deportiva. Se espera que esté acompañada de Klaus Jungbluth, ecuatoriano que todavía no ha conseguido la clasificación a Beijing 2022, pero que tiene buenas posibilidades.

Tricolor está en los Juegos Olímpicos de la Juventud

Es largo el recorrido transitado por Sarah, para hoy estar en las puertas del importante evento deportivo, ondeando la bandera del Ecuador.

De la cuna a las pistas

La esquiadora ecuatoriana prácticamente pasó de la cuna hacia las pistas. Según lo relata en una nota que publica el Comité Olímpico Ecuatoriano (COE), practica esquí desde los 3 años y medio, en el objetivo de imitar los pasos de su hermano mayor, Eithan. “Esquiaba con los varones, todos amigos de mi hermano, eran como mis otros hermanos”, dice en su emotivo relato.

Publicidad

Esquiadora ecuatoriana asegura plaza olímpica

Sarah vive en los Estados Unidos y cuenta con la doble nacionalidad, debido a que sus padres son ecuatorianos. Sin embargo, en sus inicios académicos del esquí, competía representando a New Jersey, donde reside actualmente. Desde su niñez comenzó a ganar torneos locales y escolares. Entonces, sus padres prestaron atención a sus habilidades y con mucho esfuerzo le brindaron la oportunidad de entrar en la Academia Waterville en New Hampshire.

Su desempeño en la reconocida institución, le dio chances de participar en circuitos profesionales que pertenecen a la Federación Internacional de Esquí (FIS). De esta manera llegó el primer gran salto, los Juegos Olímpicos Invernales de la Juventud.

“Como padres para nosotros es un orgullo increíble porque Sarah representa a Ecuador. Recuerdo que había ecuatorianos que vivían en Lausanne y nos hicieron hasta llorar. Fue tan dulce, porque fueron a verla con sus hijos, tenían la bandera de Ecuador”, dijo Eleana, madre de Sarah. “Fue muy emocionante, en ese momento nos dimos cuenta lo importante que es tener a alguien que le represente de alguna manera, porque estamos lejos de nuestro país”, añadió.

Dura preparación para una difícil competencia

Lo que se viene ahora para Sarah será un durísimo reto por lo complicado de la prueba a la que se someterá y la competencia internacional que tendrá frente a los representantes de otros países. Desde el fin de semana pasado se fue a Vermont para concentrarse en sus estudios y su preparación, que incluye varias horas en la montaña.

Publicidad

En Beijing, Sarah intervendrá en el Giant Slalom (Slalom Gigante). La disciplina consiste en descender esquiando entre conjuntos de varas insertas en la nieve. “Cuando estoy al inicio de la carrera se siente toda la adrenalina, me encanta la velocidad. Estoy haciendo mucho ejercicio, entrenando en la parte física y técnica con mi equipo. Creo que estoy bien preparada para estos Olímpicos y me voy a preparar más”, dijo la atleta ecuatoriana.

“Nada es imposible… Yo quiero ser una inspiración para todos los niños que quieran hacer este deporte, no es fácil pero tampoco imposible. Voy a intentar dar lo mejor en los Juegos Olímpicos y voy a compartir este sueño con todos los ecuatorianos, envíenme su energía más positiva”, finalizó Sarah Escobar. (D)