Joao Almeida, portugués que antes de la etapa 11 del Giro de Italia ocupaba el segundo lugar de la carrera y quien este miércoles fue desplazado por Richard Carapaz en la clasificación, ya hablaba momentos previos al recorrido de turno sobre el ecuatoriano como uno de los ‘rivales duros’ que le impedían soñar con la victoria final en Verona.

“He visto que me sitúan entre los favoritos desde el inicio, pero yo no me veo en el top top”, declaró Almeida, ciclista del UAE Team Emirates, al medio español Marca en la previa de la decimoprimera etapa.

Y el luso bromeaba: “Necesitaría más kilómetros de contrarreloj. Tendré que hablar con la organización para que estiren un poquito más las cronos, así tendría más opciones”.

El portugués de 23 años vio este miércoles cómo Carapaz bonificaba tres segundos en el esprint intermedio y escalaba a la segunda casilla de la tabla general en la meta de Reggio Emilia.

Publicidad

Antes, Almeida reconocía: “Va a ser difícil poder ganar, porque hay muchísimos rivales duros aquí, como el propio Landa o Carapaz, que partió como principal candidato”.

“Un podio sería como una victoria; creo que vestir la maglia (rosa) en Verona sería demasiado”, añadía.

Tanto Carapaz (2.º) como Almeida (3.º) están a 12 segundos del líder del Giro, el español Juan Pedro López, quien este día, tras la etapa, admitió que no es “tan rápido como” el ecuatoriano, principal apuesta del Ineos Grenadiers para hacerse con la victoria hasta el 29 de mayo. (D)