La fuga se impuso en la séptima etapa del Giro de Italia, que tuvo al neerlandés Koen Bouwman (Jumbo-Visma) como ganador en Potenza, la segunda fracción montañosa de la edición 105 de la Corsa Rosa, que mantiene a Juan Pedro López como líder general, mientras que el ecuatoriano Richard Carapaz sigue en el puesto 11.

Un lote de cuatro escapados peleó el triunfo de la etapa, un grupo que con 40 kilómetros para la meta puso un ritmo frenético para entrar a una cerrada lucha entre sus componentes y dejar a Bouwman con el mejor triunfo de su carrera.

El lote de los favoritos llegó a 2 minutos 29 segundos, con Carapaz en décimo puesto y López en el 36, sin riesgo para su liderato. En el puesto 49 cerró Jonathan Caicedo (EF Education-EasyPost), seguido de Jhonatan Narváez (Ineos).

Movimiento y ataques desde el inicio de la jornada, con el ecuatoriano Caicedo en un nuevo intento por meterse en la fuga del día, pero controlado por un pelotón que no dio ventaja.

Publicidad

La montaña empezó a mover el lote. Wout Poels (Bahrain-Victorious) se animó a ir adelante y se quedó con el premio de tercera categoría en el Passo Colla, un tramo que inquietó a los favoritos.

Con Poels fue adelante un grupo de cinco corredores. Ineos movió sus fichas y mandó a Carapaz y Jhonatan Narváez a darles alcance, sumado Mathieu van der Poel (Alpecin-Fenix), pero el lote de los favoritos no quiso sorpresas y neutralizó al campeón olímpico y sus acompañantes.

Llegó otro intento de Caicedo, pero fue su compañero, el colombiano Diego Camargo, el que consiguió despegarse del pelotón y acompañado de otros seis corredores terminaron por conformar la fuga.

Los escapados fueron por el paso de montaña en Monte Sirino (kilómetro 90,1), Bouwman se llevó el primer lugar, con ventaja superior a los cinco minutos en relación con el lote principal, diferencia que se mantuvo hasta el esprint intermedio en Viggiano y luego el paso por el puerto de Monte Grande di Viggiano, siempre con el neerlandés adelante.

Publicidad

Con 40 kilómetros para el cierre, Ineos controló al grupo principal y la ventaja de la fuga fue en descenso, aunque sin llegar a descontar una diferencia que se mantuvo hasta el final.

En La Sellata se fijó el último premio de montaña, punto referido para ataques entre los fugados, primero Bauke Mollema y luego Davide Formolo, que presionaron para la respuesta de los Jumbo Tom Dumoulin y Bouwman, los cuatro ciclistas a la cabeza, con el lote a 3 minutos 30 de diferencia, pero ya sin peligro para disputar la etapa.

En el último tramo se sucedieron ataques alternados entre los escapados, mucha exigencia para Dumoulin, que se soltó de los fugados, para dejar a tres en pelea directa por el podio del día.

En el esprint final se impuso Bouwman, seguido de Mollema y Formolo, para completar el podio del día.

Publicidad

La general mantiene posiciones entre los quince primeros. El español López con la maglia rosa por tercera jornada y Carapaz en el puesto 11.

La octava etapa se correrá en Napoli, con 153 kilómetros de un trazado ondulado, con dos esprints intermedios y un premio de montaña de cuarta categoría, todo antes de una de las etapas en las que se esperan cambios radicales en la clasificación general, la del domingo, con arribo al Blockhouse. (D)

Giro de Italia (etapa 7) - Relato en vivo

(D)