Primoz Roglic (Jumbo-Visma), el favorito peor parado en la etapa de los adoquines del Tour de Francia, sufrió una dislocación de hombro a consecuencia de una caída a 32 kilómetros de meta, cuando tropezó con un bulto de paja de la protección viaria.

El director de su equipo, Merijn Zeeman, confirmó que el tres veces campeón de la Vuelta a España sufrió la dislocación de hombro, pero indicó también que continuará en la carrera a pesar de la lesión y el tiempo perdido en los adoquines, que fue de 2 minutos 08 segundos respecto a su compatriota y gran favorito Tadej Pogacar.

Me disloqué el hombro, pero estoy feliz de haber podido continuar. Tuve que sentarme para poner mi hombro hacia atrás. Fue insoportable, pero sé cómo actuar en una situación así. Lo di todo en la búsqueda. No puedo culparme a mí mismo ni al equipo por eso. Espero recuperarme pronto de esto. Seguimos enfocados en nuestras metas”, dijo Roglic al final de la quinta etapa, corrida entre Lille y Arenberg.

En un día para olvidar del Jumbo, Roglic perdió las opciones en la general, quedando a 2 minutos 17 segundos de Pogacar.

Publicidad

El infortunio no terminó ahí, ya que el belga Wout Van Aert sufrió otra caída a 96 kilómetros de meta y luego a punto estuvo de volver a caer al rozar el vehículo del DSM Team mientras intentaba enlazar con el pelotón principal.

Por si fuera poco, el danés Jonas Vingegaard pinchó una rueda y tuvo que cambiar de bicicleta dos veces, ya que las que le prestaron sus compañeros eran muy grandes para él.

No fue el mejor día para nosotros. Comenzó con el accidente de Wout. Significaba que el período previo a los adoquines no era óptimo. Luego, Jonas fue golpeado por detrás y tuvo algunos problemas mecánicos. El cambio de bicicleta no salió según lo planeado, pero desafortunadamente no podemos cambiar eso. Después de que nos hubiéramos recuperado un poco de los contratiempos iniciales, Primoz, para empeorar las cosas, cayó sobre un saco de heno, que estaba en el camino, y pasó algún tiempo antes de que pudiera continuar. No se puede siempre, pero está claro que este no es un resultado con el que podamos estar satisfechos”, dijo Grischa Niermann, director del Jumbo.

Finalmente, Roglic pudo llegar a meta en un grupo de candidatos a 13 segundos de Pogacar, aminorando unos daños que pudieron ser mayores. (D)