El histórico marchista ecuatoriano Jefferson Pérez, ganador de la medalla de oro en los 20 kilómetros de marcha en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y de la medalla de plata en Pekín 2008, aseveró este miércoles que hay “gratitud infinita” con las pesistas tricolores Neisi Dajomes y Tamara Salazar, quienes arribaron al país tras alcanzar oro y plata, respectivamente, en los presentes Juegos.

Dajomes, de 23 años, se impuso en los 76 kilogramos al totalizar 263 kg, con arranque de 118 kg y envión de 145 kg. Mientras que Salazar levantó un total de 263 kg, con 113 de arranque y 150 de envión.

El exmarchista tricolor definió el encuentro con las medallistas como un momento “tan emocionante en mi vida”. “La gratitud infinita a las heroínas de mi país”, escribió Pérez en su cuenta de Twitter, en la que adjuntó una fotografía con ambas deportistas y sus medallas. El doble medallista olímpico también lució las suyas.

Las dos pesistas llegaron a Quito a las 14:39 en vuelo procedente de Ámsterdam. La aeronave fue recibida con un arco de agua, y para la posteridad quedó la imagen de Dajomes con su cuerpo fuera de la ventana de la cabina y la bandera tricolor flameando en el recorrido por la pista del aeropuerto Mariscal Sucre, precedida de una acción similar por parte de Salazar. (D)