Cansado, pero emocionado, llegó Richard Carapaz a Tulcán, la tierra que lo vio crecer ciclísticamente en sus inicios.

Cristina, hermana de la Locomotora y quien estuvo junto con él las últimas semanas en Europa, transmitió en vivo las incidencias de la movilización del sábado por las calles de Carchi en homenaje del pedalista tricolor. Trece hermosas carrozas escenificaron los logros de Carapaz, según se observó desde la parte superior de un bus de dos pisos descapotado, en el que se transportaba junto al campeón olímpico de ruta en Tokio 2020.

Con la humildad que caracteriza a este “monstruo” del ciclismo mundial, como señaló Edwin Pólit, conocido aficionado y auspiciante de pedalistas locales, Richie no dejó de saludar durante los diez kilómetros que tuvo el recorrido. Su coequipero en Japón y también en el Ineos Grenadiers, Jhonatan Narváez, también fue objeto del aprecio del pueblo carchense; junto a Carapaz compartió la parte central del ómnibus.

Todo el tiempo, la Locomotora mostró la medalla dorada, máximo galardón alcanzado en el 2021, después de pedalear más de 9.500 kilómetros en carreteras europeas durante dos meses de competencias. En la Subzona de Policía acaparó reconocimientos por parte de los alcaldes de Carchi. Pedro Velasco entregó a nombre de la Asamblea Nacional la presea al mérito Vicente Rocafuerte.

Carapaz, en su intervención, manifestó que retornó a Ecuador para descansar. En un mes retomará los entrenamientos y en febrero, una vez que conozca el calendario UCI 2022, regresará al Viejo Continente con un solo objetivo, el Tour de Francia.

Insistió en que ha surgido solo e hizo énfasis en que el Estado debe apoyar a los deportistas. “No quiero que se vuelva a repetir mi historia. Confiamos en que las cosas sean diferentes y que los ofrecimientos del ministro del Deporte (Sebastián Palacios Muñoz) y del presidente de la República (Guillermo Lasso) se cumplan”, dijo en el recinto policial.

Richard Carapaz, en su recorrido por Tulcán el sábado. Foto: EFE

Cristian Benavides, alcalde de Tulcán y quien lideró la organización de la recepción, agradeció por la multitudinaria asistencia y por la unidad demostrada por las autoridades locales para rendir homenaje a un grande del deporte. Trascendió que con aportes voluntarios particulares de funcionarios municipales se colocará en los próximos días un monumento con la efigie de Carapaz en la casa de los padres del ciclista.

La noche del agitado sábado se cerró junto al fogón de la casa de la familia Carapaz Montenegro, en Playa Alta, en una reunión íntima. (D)