La marcha latinoamericana no consiguió que alguno de sus representantes quedara en el Top 10 de la prueba de 20 kilómetros marcha de los Juegos Olímpicos de Tokio, que se cumplió este jueves en Sapporo.

El primer andarín de la región fue el mexicano Andrés Eduardo Olivas (11.º, 1h22:46), seguido del ecuatoriano Daniel Pintado (12.º, 1h22:54), del brasileño Caio Bonfim (13.º, 1h23:21) y del también colombiano Manuel Esteban Soto (14.º, 1h23:32).

Eider Arévalo, de nacionalidad colombiana, campeón mundial de Londres-2017, acabó en el decimoctavo lugar, con un crono de 1h24:10.

El segundo ecuatoriano mejor ubicado fue David Hurtado (puesto 19, 1:24:31); en tanto que el compatriota Jordy Jiménez alcanzó el puesto 35 (1:27:52).

La medalla de oro fue para el italiano Massimo Stano, de 29 años, quien acabó la carrera en 1 hora, 21 minutos y 5 segundos, superando en el podio a dos japoneses, Koki Ikeda (1h21:14) y el campeón mundial Toshikazu Yamanishi (1h21:28), plata y bronce.

Los 20 kilómetros marcha masculinos es la primera de las cinco pruebas de atletismo que en 2019 fueron deslocalizadas de Tokio a Sapporo (isla norte de Hokkaido), buscando mejores condiciones de carrera, con menor temperatura y humedad.

Sin embargo, la carrera inicial de la marcha coincide con una ola de calor en la isla de Hokkaido, donde la prueba se disputó este jueves desde las 16:30 locales, con una treintena de grados centígrados y el 60 % de humedad. (D)